sábado, 27 de junio de 2015

Televisión Sony. Modelo KDL-40v2500 (Versión 1)

Nuestro buen amigo el televisor sigue realizando con eficiencia su tarea. No nos ha fallado desde que lo compramos y de eso hace ya unos cuantos años. El manual de instrucciones consta de 15 páginas y su estudio intensivo podría equivaler a una materia curricular.

Aprender en su totalidad las distintas funciones del mando a distancia constituye ya un éxito. Conocer los botones y los indicadores del televisor resulta también otro reto imponente.

Pero cuando el usuario se pone a prueba es cuando aborda la guía de programas electrónica digital, la utilización de la lista de favoritos o la configuración de los distintos menús. Ya no digo nada en el caso de que nos metamos con el tema de la conexión de equipos opcionales o que indaguemos a fondo sobre las especificaciones del aparato.

¿Conseguiré algún día manejar con soltura todas las funciones del aparato? ¿Seré capaz de profundizar en el significado de las distintas especificaciones técnicas? ¿Sabré habérmelas con el Selector de entrada/Bloqueo de texto?

Mientras escribo estas líneas otra inquietud recorre mi mente: ¿y qué debo hacer para que mi televisor muestre los programas en HD?

No hay comentarios:

Publicar un comentario