viernes, 31 de agosto de 2012

Nueva entrada en TURIPE: Antonio Lasala


Con un poco de retraso publicamos la entrevista que debería haberse publicado en el mes de julio-12. En esta ocasión entrevistamos a Antonio Lasala, astrónomo aficionado y descubridor de dos estrellas variables. A lo largo de la entrevista, Antonio nos cuenta cómo comenzó su afición y cómo ha ido evolucionando desde que, allá por los años 60 decidiera profundizar en los misterios del universo.
(Ir a la entrevista)

miércoles, 29 de agosto de 2012

Seis bordes incordiando

Pues sí, son seis los bordes sin acondicionar que los sufridos ciclistas que nos aventuramos a circular por la tanta veces denostada Avenida Cataluña debemos sortear.

Y lo gordo es que estos bordes se podían haber rebajado sin gran esfuerzo al mismo tiempo que se va ampliando la anchura de algunos tramos de acera de la avenida.

Y es que la sensibilidad del ayuntamiento en este terreno y en ese barrio, raya en la indiferencia. Pase que no se haya podido construir el carril-bici hasta el puente del Gállego (o mejor hasta Santa Isabel), hasta que no se acondicione todo el trayecto. Pase también que se rellenen -provisionalmente- con gravilla las ampliaciones de las aceras. También entendemos que no se hayan podido plantar árboles decorativos a lo largo de la avenida o que las obras lleven un ritmo desesperadamente lento...

Pero el rebaje de los bordillos es, simplemente, un tema de sensibilidad ciudadana básica.

Ahí os dejamos las fotos que acreditan nuestro comentario. 

"Apaño" ciudadano para sortear el borde. ¿Deberíamos hacer lo mismo con los otros bordillos?

Paso cebra y bordillos sin acondicionar
La bici acredita la altura del bordillo
¿Tanto costaba rebajar el bordillo?
Otro desatino más
No queda más remedio que apearse
Confluencia de dos "calles"

domingo, 19 de agosto de 2012

GR 99. Etapa 20. Milagro-Tudela

Pues aprovechando el material fotográfico obtenido en el recorrido realizado en septiembre de 2009 y, justificándolo con el necesario descanso estival, ahí van algunas fotos con sus correspondientes reflexiones de esta interesantísima Etapa 20 del GR 99, que cubre una distancia de 34,41 km.


Detalle de la etapa 20 del GR 99
Empezando el recorrido con alegría



Poste indicador al lado del padre Ebro



Campos regados por el Ebro


Puente sobre el Ebro en Tudela


El recorrido se realizó el día 13-9-2009, saliendo de Milagro a las 8:30 y llegando a Tudela a las 18:48


jueves, 16 de agosto de 2012

Las grandes catedrales del saber

Decía en la entrada anterior que comentaría mi particular peregrinación al Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid el pasado día 6 de agosto, con motivo del aterrizaje en Marte del todoterreno "Curiosity". En realidad fue un primer acercamiento para poder ver "in situ" las instalaciones y, sobretodo las enormes antenas que continuamente escudriñan el espacio en busca de señales indicadoras de la evolución de las distintas misiones espaciales.

Realicé el recorrido desde Colmenar Viejo hasta Comenar del Río pasando por las encantadoras poblaciones de la sierra madrileña: Cerceda, Moralzarzal, Collado Villlba, Navalquejigo, El  Escorial, Navalagamella y, finalmente Colmenar del Arroyo.

El viaje fue tranquilo y pude parar en casi todas las poblaciones, tomando fotos, generalmente de los monumentos más relevantes (leáse, iglesias).

Pero más que detallar las incidencias de mi particular periplo, me interesa, en esta entrada volver de nuevo a señalar el asombro que me producen distintas instalaciones repartidas por el mundo en las que se está elaborando ciencia puntera en las más variopintas ramas del saber.


Por ejemplo, para mí, la catedral del saber, por excelencia, a la que ya le tengo echado el ojo para "peregrinar" en cuanto pueda es el CERN (Centro Europeo para la Investigación Nuclear). Allí se están desentrañando  trabajosamente los secretos mejor guardados de la materia. En el CERN trabajan unos 2.300 empleados, 20 de ellos, físicos teóricos con contratos de tres o más años. Hay también unos 7.000 “usuarios”, estudiantes, científicos, ingenieros y técnicos de unos 70 países, muchos de ellos, como Suiza y España, multilingües.  En total, en los experimentos del LHC, trabajan unos 330 españoles.

El CERN ha recreado temperaturas 100.000 veces más altas que la del interior del Sol y densidades 100.000 veces superiores a la de una estrella de neutrones, es decir, el remanente dejado por una estrella supergigante tras agotar el combustible nuclear en su núcleo y explotar como una supernova.

La siguiente catedral científica se ubica en 1200 East California Boulevard Pasadena California. Allí radica el Instituto de Tecnología de California (Caltech) y, más concretamente el Jet Propulsion Laboratory que, entre otras cosas, se encarga de monitorizar hasta 38 misiones espaciales actualmente en curso. Una visita (mejor una estancia) en este lugar tan paradigmático, constituiría para mí un logro sin igual.

Finalmente señalaría el proyecto HBP (The Human Brain Proyect) o elaboración de un modelado informático del cerebro humano como otro hito científico de primer orden que también ha llamado poderosamente mi atención. En este caso no hay una única "sede" en la que se centralice el trabajo sino que, aprovechando las ventajas de Internet, la investigación se reparte entre los centros participantes: Universidad Politécnica de Madrid, École Polytechnique de Lusanne, Trust Sanger Institute de Reino Unido, IMEC en Holanda, etc.

Me encantaría realizar la peregrinación a estos centros del saber. También veo claro que para ello hay que -sencillamente- dominar el inglés. Todo se andará. Está claro que con empeño, ilusión y motivación ningún obstáculo es insalvable.

Desde esta página os animo a que me comentéis vuestros centros ideales de peregrinación, los lugares que os gustaría visitar y los motivos para ello. Saludos, amigos y amigas. Hasta la próxima entrada.  


martes, 7 de agosto de 2012

Peregrinación al MDSCC

Antaño las peregrinaciones se realizaban con la finalidad de visitar un lugar sagrado y -de paso- disfrutar de las prerrogativas que los jerarcas de las distintas religiones tenían a bien determinar.

"Una peregrinación o peregrinaje es el viaje a un santuario o lugar sagrado con importantes connotaciones religiosas. Es, también, un viaje efectuado por un creyente (o grupo de creyentes) hacia un lugar de devoción o un lugar considerado como sagrado según la religión de cada uno.

El término peregrinación proviene del latín peregrinatio y significa viaje al extranjero o estancia en el extranjero. Según los orígenes etimológicos, el peregrino es el expatriado o exiliado. Sea como fuere, es un extranjero desconocido en el país y privado de la asistencia de una colectividad.. El desplazamiento, generalmente andando, de los hombres y mujeres hacia los lugares en los que entran en contacto con lo sagrado es una práctica común de todas las religiones y culturas. La peregrinación es un fenómeno casi universal de la antropología religiosa. El peregrino encuentra lo sobrenatural en un lugar preciso, en el que se participa de una realidad diferente a la realidad profana.
 
Es famosa mundialmente la peregrinación, o Hajj, de los fieles musulmanes a La Meca, la de los fieles católicos a Santiago de Compostela, o la de los observantes judíos a Jerusalén, durante las tres festividades de Pésaj, Shavuot y Sucot. La peregrinación se puede realizar por mera profesión de fe o como método para expiar algún pecado según la religión practicada, e incluso como agradecimiento por peticiones concedidas a la figura religiosa pertinente" (Extraído de Wikipedia).

Como vemos la religión y la fe trataban de explicar muchos fenómenos que para los seres humanos resultaban incomprensibles. Esta orientación todavía perdura y a la vista está el peso y la influencia de las distintas religiones en el mundo.

Afortunadamente los tiempos han cambiado -y mucho- y la ciencia está realizando avances gigantescos en todos los ámbitos del saber. Los enfoques místicos o sobrenaturales han quedado eclipsados por el rigor de la experimentación y la razón. La explosión de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha constituído -sin dudarlo- un factor exponencial en la velocidad del avance científico.

Yo mismo he vivido este tránsito de lo sobrenatural al mundo del raciocinio. De niño fui monaguillo en el pueblo y viví envuelto en la densa atmósfera de los cánticos y rituales que tanto se prodigaban en la época, participando en misas, novenas, cuaresmas, terciam, nonam y demás oficios religiosos.

Bien es cierto que el mundo infantil todo lo adorna con su particular visión lúdica y jocosa de los acontecimientos y, por tanto, con mis amigos -también monaguillos- nunca acabamos de meternos a fondo en las rígidas estructuras eclesiales.

La inevitable atracción por el sexo femenino y los primeros escarceos amorosos constituyeron el primer elemento de ruptura con los cánones religiosos establecidos en la época (las confesiones y comuniones fueron distanciándose cada vez más). Posteriormente el acceso a un mundo educativo y cultural más amplio terminó por alejarme definitivamente de lo religioso.

El rápido progreso de Internet nos acerca a nuestras casas -y al instante- todo lo que ocurre en el mundo. No es de extrañar, por tanto, dada mi inclinación por el campo de la ciencia, que desde hace ya varios años me interese cada vez más por los últimos avances, fijando especialmente mi atención en los ámbitos de la exploración espacial y la física cuántica.

Y la consecuencia de este interés que cada vez se acrecienta más es el deseo de visitar los lugares punteros en los ámbitos descritos e incluso de participar de alguna manera en eventos especialmente significativos.


Nuevos iconos
Por tanto no podía perderme el día "D" de la exploración a marte (6 de agosto-12 a las 7:30) y, al tiempo que realizaba un viaje a Madrid por motivos familiares, visitar las instalaciones del Madrid Deep Space Communication Complex. (Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Madrid) ubicadas en la carretera de Comenar del Arroyo a Robledo de Chavela.



Esta ha sido mi particular peregrinación. Un viaje de 790 Km -entre ida y vuelta- que ha merecido la pena y que relataré en mi próxima entrada.