domingo, 31 de octubre de 2010

I.F. Un hombre de profundas convicciones

También en esta ocasión debo indicar sólo las iniciales de mi amigo, por respeto a su intimidad. No ha sido fácil dar con él y cuando lo he conseguido, vía telefónica él no ha tenido reparo en charlar conmigo amigablemente de los más diversos temas y, en principio hemos quedado hoy domingo a las 9:30 para continuar con nuestra conversación en mi pueblo: Uncastillo.

Pero como suele suceder en otras ocasiones, la salida de Zaragoza se ha demorado debido a que me acompañaba mi hija mayor que, a su vez, también se ha retrasado un poco. Todo ello ha derivado en un retraso mayor de lo esperado, con llegada a Uncastillo a las 10:10 de la mañana.

La primera visita ha sido para I. pero ya no se encontraba en casa. Se había ido a realizar sus tareas en la explotación ganadera que regenta desde hace bastante tiempo.

El caso es que ambos nos conocemos desde niños. Yo guardo muy buen recuerdo de mis frecuentes visitas a su casa a ver la televisión porque ellos fueron de los primeros en disponer del nuevo invento que poco a poco se fue generalizando en el pueblo. Allí seguía algunas series como "El fugitivo" y otra cuyo nombre no recuerdo muy bien pero que se llamaba algo así como "Los impostores". El sonsonete de la serie decía... "Seres extraños llegados de un planeta que se extingue. Destino: la tierra. Propósito: adueñarse de ella. David Pilsen los ha visto. Sabe que son ellos y que tienen forma humana. Ha de convencer a un mundo incrédulo...que la pesadilla ha comenzado".

Después coincidimos en el actual instituto "Virgen del Pilar" donde continuamos manteniendo nuestra buena relación. Luego él se fue a Cordoba a cursar estudios de ingeniería y ya cada uno de nosotros continuó su vida por distintos caminos.

Todavía trabajó un tiempo de ingeniero hasta que decidió dar un cambio radical a su devenir y decidió retornar al pueblo y volver al campo para desarrollar en profundidad su verdadera pasión: ser ganadero.

Y a este empeño ha dedicado su vida hasta la actualidad. Creo que debe tener un año menos que yo y me hubiera encantado compartir con él la mañana de este domingo. Preguntarle por las razones que le impulsaron a dar ese paso. Las que han hecho que se mantuviera en primera línea, trabajando sin descanso de sol a sol. Los motivos que le llevan a alejarse del mundanal ruido, a no necesitar el móvil, a no emplear internet...

Fruto de esa reflexión ha surgido otra más profunda que inquiere por el sentido y las razones por las que la mayoría nos apuntamos a las "ventajas" de la vida moderna y no valoramos con objetividad los múltiples inconvenientes de la misma.

Mi amigo I es un hombre de profundas convicciones. Solidario con los demás, justo y ecuánime en sus juicios. Sensible, afectuoso y cálido. No le importa dedicar el tiempo que sea necesario a charlar contigo siempre y cuando tú también muestres con honradez tus ideas y razonamientos. Últimamente no hace mucha vida social. Sólo él sabe los motivos profundos de su decisión. Se dedica en cuerpo y alma a su ganado y así es feliz.

Después de la obligada visita a mi padre y un paseo por el pueblo en compañía de mi hija, hemos intentado dar con él tratando de encontrar el corral donde tenía el ganado, por un camino a la altura de Layana. Hemos ido y venido con el coche y lo hemos embarrado bastante pues ayer había llovido; pero nada, no hemos conseguido hallarlo. Para otra crónica quedan pendientes sus dos libros preferidos, sus dos lugares ideales, sus dos restaurantes y muchas más cosas que sin lugar a dudas nos podría ofrecer porque como digo, su vida es, -está siendo- singular y diferenciada del resto de los mortales.

domingo, 24 de octubre de 2010

Juan Antonio Castaño. Un ex-minero todoterreno.

Juan Antonio me conoció a mí allá por el año 2002 cuando pasé a la Asociación de Vecinos de La Jota a presentarles la academia Barandal que por aquel entonces iniciaba sus actividades. Y yo le conocí a él poco después de la presentación de la academia cuando vino a proponerme la realización de distintas actividades formativas al tiempo que inscribía a su hija en la escuela de inglés.

A raíz de aquellos encuentros se fueron desarrollando otros proyectos de tiempo libre, actividades extraescolares, senderismo con mayores, etc. Ambos hemos disfrutado de nuestra amistad, de tiempos de ocio y de largos paseos y conversaciones caminando o en bicicleta.

Hoy la mañana estaba soleada y hemos quedado a una hora prudencial por ser domingo: las 10. Le he propuesto darnos un paseo por la ribera derecha del Gállego y no he tenido que manejar muchos más argumentos pues Juan Antonio es de los que, por salir de casa, se apuntan (como yo) a un bombardeo.

Antes de iniciar el paseo me ha mostrado una pequeña parte de su producción artística -vertiente pintor- y hemos tomado unas fotos de los cuadros que me han parecido más originales y expresivos. Le he manifestado mi contrariedad por no contar con un fondo adecuado para fotografíar con más calidad y esmero su obra, pero Juan lo ha arreglado de un plumazo (como suele arreglar todo) sujetando los cuadros con un dedo y tomando prestado como fondo la pared.

Porque si por algo se destaca mi amigo es por su ingenio y la rapidez en la elaboración de respuestas a los problemas que plantea la vida. En línea con lo anterior, también es destacable su polifacetismo en lo personal y en lo artístico.

En un paralelismo con su vida pasada, hemos subido desde su garaje -bajo tierra- al nivel de la calle y hemos echado a andar, yo con paso vivo y él un poco más relajado.

Tengo que destacar su total disposición para contestar mis preguntas y el estilo ameno y divertido de sus explicaciones. Ambos hemos recordado por ese motivo a Revilla, el presidente de Cantabria que también se ufana de ser transparente en su vida privada y pública de cara a la gente.

Una pequeña parada en el parquecillo ubicado cerca de la desembocadura de los dos ríos: Ebro y Gállego nos ha servido para tomar unas fotos buscando un fondo y un encuadre que nos pareciera original y acto seguido nos hemos deslizado por un sendero entarimado hasta llegar al punto de confluencia de los dos ríos hermanos.

Mientras tanto Juan Antonio ha ido desplegando sus mejores dotes de cronista y, adelantándose al guión que yo, mentalmente, había preparado, me ha facilitado varios datos que estaban previstos para el final. Así, ha señalado el pantano de Cueva foradada en Oliete http://www.unizar.es/naturaragon/ficha.php?id=119) como uno de los lugares que más le gustan ya que allí se baña en muchas ocasiones con su hijo pequeño e incluso (me ha confesado) a veces nadan en sus aguas limpias y transparentes en pelota picada lo cual me parece que tiene que ser una delicia.

Como segundo plato, en el menú de lugares preferidos, me ha indicado Peñíscola. Allí tiene un apartamento y pasa algunas temporadas. Seguramente habrá influido en esta elección el contraste entre su primer oficio (minero), laborando en las entrañas de la tierra y la inmensidad del horizonte que ofrece el Mediterráneo así como su suave y agradable brisa.

En el apartado libros la elección ha sido la trilogía "La familia Cole", en cabezada por El médico, seguida de Chamán y finalizada con La doctora Cole y Los Pilares de la tierra junto con Un mundo sin fin. Así que de un plumazo (es su estilo) me ha soltado no dos, sino cinco libros.

De restaurantes ha seleccionado el restaurante-mesón Los Arcos, en Ariño y Casa Agustín en Albalate por aquello de tirar hacia la tierra.

Seguidamente, mientras caminábamos, ha ido desgranando su periplo vital señalando y deteniéndose con amenas explicaciones en las distintas etapas que -según su criterio- han marcado más su vida:

- Su estancia con los frailes de Reus (de los 12 a los casi 18 años)
- Su etapa de minero como especialista en prevención de accidentes
- El proceso por el que tuvo que acogerse a la jubilación anticipada como otros muchos compañeros, debido al ocaso de la minería en las cuencas mineras de Teruel.
- Su decisión de trasladarse a vivir con su familia a Zaragoza
- Las mil y una actividades que ha desarrollado en esta ciudad desde que se asentó en la misma
- Y otras muchas cosas más...

Su vida podría bien servir de argumento para una densa novela pero ahora no es el caso de detenernos demasiado en ello ya que quiero destacar su faceta de ARTISTA que es la que me parece más fascinante.

Tres son los ámbitos en los que Juan destaca especialmente: Como pintor, como poeta y como músico. Seguro que cuenta en su genoma con un abultado número de genes que le posibilitan el desarrollo de estas facetas porque no se puede explicar de otra manera la facilidad y el acierto con el que se mueve en las tres áreas. Él me ha confesado que en su familia paterna y materna han existido otros casos de músicos pero yo me he quedado con la duda de por dónde le viene la vertiente de pintor y la de poeta.

El caso es que muchas de sus pinturas son, para mi gusto, muy buenas y originales y que las poesías (puliendo, en su caso alguna de ellas) se podrían editar y publicar sin rebozo alguno. Pero Juan es modesto y siempre cree que podría hacerlo mejor.

Yo le insisto que de a conocer su obra aunque no me quiero pasar de insistencia para no ser pesado. En línea con el lema de la asociación, Juan Antonio tiene mucho que dar de sí mismo y ofrecerlo a los demás.

Hemos llegado al Parque de Oriente sobre las 12 de la mañana y todavía le ha quedado tiempo para ofrecerme una bolsa de almendras de su pueblo. Nos hemos despedido y yo he regresado doblemente contento: por la excelente mañana que hemos pasado y por el regalo de despedida que pienso degustar con tranquilidad.

jueves, 21 de octubre de 2010

La sabia aportación de M.D.

Mi amigo José Luis, hombre inquieto y creativo, me ha pedido que le cuente dónde me encuentro a estas alturas de mi vida, cuál es mi visión de la existencia. Ahí van unas pinceladas por si le sirve para su proyecto.

Me considero nada más y nada menos que un ser humano, dormido como la gran mayoría, como enseñaba Gurdjieff, buscando cómo despertar, con grandes posibilidades internas y externas, no suficientemente desarrolladas hasta ahora, que sigue intentando comprender qué hace aquí en este planeta y que mientras tanto, como recomienda José Antonio Marina, procura adecentar el mundo a través de la acción social y de la cultura.
A estas alturas, después de muchas batallas, unas ganadas y otras perdidas, disfruto de un cierto desencanto al haber comprobado que en todos los ámbitos de la vida existe mucha mentira, que casi todo tiene truco, que existen pocas cosas auténticas, entre ellas la amistad, un bien escaso por otra parte, pues como decía mi padre “…de dinero y amistad, la mitad de la mitad”.

Mi filosofía de la vida se resume fundamentalmente en estos puntos:

1. Vivir despacio, para ser cada vez más consciente de todo lo que digo y de todo lo que hago. Peter Yang, maestro de Tai Chi decía siempre: “nunca prisa, corazón primero”.
2. Ser siempre positivo con un optimismo realista. Quiere decir que en la vida hay alegrías y penas, buenos y malos momentos, pero procurando sacar el mejor partido posible de cada situación.
3. Centrarme en el Ser más que en tener. Cada persona ya es completa, no le falta nada. Sólo necesita convencerse de ello.
4. Buscar el sentido de la vida. O vivir la vida con sentido. Para el psicólogo Antonio Blay consiste en descubrir la realidad que somos. Y estoy de acuerdo con él.
5. Todos los seres vivos y los seres inertes formamos una unidad, un mismo cuerpo, el universo, en el que todo está interrelacionado y yo lo puedo mejorar si me mejoro a mi mismo.

Libros interesantes para mí: ¡Basta! Cómo dejar de desear siempre algo más. John Naish. Edit. Temas de hoy.
Las 1000 preguntas más importantes que deberías hacerte. Alyss Thomas. Edit. Zenith..

Lugares que me impactaron: Monasterio de San Juan de la Peña y la Mezquita de Córdoba.

domingo, 17 de octubre de 2010

M.D. Una buena persona de vuelta de muchas cosas

Reconozco que la selección de amigos o conocidos a visitar en mi sección de "turismo de personas" ha sido, digamos, complicada. Cuando me puse a pensar quiénes eran los candidatos idóneos para concretar mi iniciativa, me di cuenta de varios aspectos:

- La mayoría pertenecían al mundo de la educación
- Todos eran hombres
- Los conozco por razones de mi profesión o por el pueblo
- Todos ellos, además de su trabajo habitual, llevan "algo entre manos"

La primera persona que me vino a la mente es M.D. Omito intencionalmente su nombre y apellido para salvaguardar su intimidad. Tampoco hemos hecho fotos a petición suya.

Conozco a M. desde que coincidimos allá por el año 1981 en el colegio público de Gallur. Desde el primer momento convergimos en muchos aspectos: nuestro interés por las relaciones interpersonales, la psicología, las filosofías alternativas... Él tuvo el detalle de acogerme en un piso que tenía alquilado en el pueblo y allí disfruté con sus conversaciones, sus magníficas ensaladas (M. es vegetariano) y sus múltiples iniciativas.

Ese contacto inicial se ha ido manteniendo a lo largo de los años con períodos más o menos largos en nuestros sucesivos encuentros pero siempre se ha conservado la amistad inicial.

No las tenía todas conmigo esta mañana cuando he querido contactar con M. Él vive en Utebo y además está ya jubilado. No he podido conseguir su teléfono en las Páginas Blancas y ya empezaba a darme por vencido. Se me ha ocurrido la idea de mirar en una agenda vieja en la que conservo teléfonos de amigos y conocidos de hace bastantes años y, mira por donde, he podido dar con el suyo.

También me ha acompañado la suerte porque justo cuando lo he llamado se disponía a partir en el tren desde Utebo hasta la estación de Miraflores en Zaragoza. Me ha comentado que hacía una visita a la estación en colaboración con la asociacion de vecinos de Utebo y que estaría en Zaragoza sobre las 10:35.

Ya me disponía a ir caminando a su encuentro cuando, como suele ser habitual, mi hija pequeña me ha pedido que la llevara con el coche a un trabajo que debía desarrollar este domingo. Esto ha motivado que yo me personara en la ya citada estación de Miraflores sobre las 11:20 de la mañana.

No me ha costado mucho encontrar la estación. Nunca había estado allí aunque la ubicaba correctamente detrás del pabellón Príncipe Felipe. Cuando he penetrado en el recinto no se veía ni un alma. La puerta de la entrada estaba deliberadamente abierta y un viento muy zaragozano se metía en cada uno de los rincones del edificio. De los miembros de la asociación de vecinos de Utebo, ni rastro.

He llamado a M. y me ha puesto al corriente de que ya no se encontraba en el edificio, que estaba en el bar Neptuno charlando con unas amigas. Hacia allí me he dirigido y enseguida los he encontrado. Rápidamente M. me ha puesto al corriente de los motivos de los cambios de planes.

Resulta que se le ocurrió la idea de realizar desde la asociación de vecinos de Utebo una visita mensual a distintos barrios de Zaragoza con la finalidad de conocer la ciudad y de estrechar lazos entre los asociados vecinos de los distintos barrios. Pero en esta primera visita sólo él y la secretaria de la Asociación de vecinos de San José han acudido a la cita con lo cual no se ha podido realizar el itinerario previsto.

Me he sentado con ellos en la terraza del bar Neptuno en la Plaza de Ángel Sanz Briz y hemos estado departiendo muy agradablemente. Sobretodo me han encantado las historias que nos ha contado la madre de C. (de la asociación de vecinos San José) pues ha recordado sus tiempos de niña cuando iba con su padre que era maquinista-fogonero de trenes de vapor, recorriendo muchos puntos de la geografía española. También me ha gustado mucho la iniciativa y capacidad de esfuerzo de C. y de sus logros académicos, personales y sociales. Sería prolijo repetir todos los temas que se han tratado en la conversación pero puedo decir que he disfrutado de lo lindo ya que hoy no me esperaba encontrar con un pasisaje humano tan interesante.

Cuando se han marchado madre e hija, he dedicado un tiempo a exponerle a M. mi proyecto del Periplo Aragonés y le he pedido que me escribiera unas líneas intentando plasmar su filosofía de vida y sus preocupaciones actuales. Se ha comprometido a hacerlo y enviármelo por correo. Cuando llegue lo adjuntaré a este comentario.

M. estaba un poco más apagado que de costumbre. Me ha hablado de su problema auditivo (necesita audífonos para escuchar las conversaciones), también de su preocupación por pequeños fallos de memoria que percibe últimamente y de que ya empieza a estar de vuelta de lo que fueron algunas de sus grandes pasiones como las religiones, la novela, la filosofía, etc.

Me ha contado que tiene la sensación de encontrarse al inicio de una nueva etapa aunque no sabe hacia dónde le va a conducir. De momento piensa continuar en la asociación de vecinos animando e impulsando la realización de actividades, charlas y conferencias. Yo también le he alentado para que continúe con esas actividades.

De estas y de otras muchas cuestiones nos hemos ido poniendo al corriente y, enseguida, se ha hecho la hora en la que él debía partir en el tren de vuelta a Utebo. Le he acompañado hasta la estación, ambos caminando a buen paso. Me he despedido de él al tiempo que le agradecía internamente la agradable jornada mañanera que me ha regalado.

sábado, 9 de octubre de 2010

¡Asóciate!

Hacerse socio del Periplo aragonés es muy sencillo: envía un email a la dirección: elperiploaragones@gmail.com indicando tu nombre y apellidos y teléfono móvil. La inscripción no cuesta nada. Te enviaremos un email de confirmación como que ya eres socio. Los estatutos de la asociación los puedes ver en: http://dl.dropbox.com/u/11048766/Asociaci%C3%B3n%20Periplo.doc
El escrito de aprobación de la asociación lo puedes ver en: http://dl.dropbox.com/u/11048766/Periplo1.%20Inscripci%C3%B3n%20en%20el%20registro.jpg

Inicio de una nueva aventura

Como espíritu inquieto, siempre me ha gustado disponer de alguna plataforma en la que concretar mis iniciativas. En su momento me embarqué en otras asociaciones, empresas o grupos de la más diversa índole. Casi todos tenían un componente de negocio, para generar beneficios. Sin embargo el 23 de julio de 2004 inscribimos formalmente, junto a otros amigos, en el registro de asociaciones la asociación "El periplo aragonés", y en el artículo 3º de sus estatutos, quedaban registrados los fines de la asociación sin ánimo de lucro:

a) Organizar actividades culturales, de ocio, sociales, educativas y de tiempo libre diversas para ofrecer a la sociedad un tipo de ocio sano y alternativo.

b) Ofrecer a la sociedad aragonesa orientación y promoción cultural, laboral y social.

Pues bien, después de mi experiencia con los recorridos de TODOS los autobuses urbanos de Zaragoza y su plasmación en un blog en el que iba relatando el desarrollo de los viajes, he considerado que tengo que dar un paso más y trascender el ámbito individual de mis planteamientos para compartirlos con los demás.

Se trata ahora de sumar estilos de vida, de unir iniciativas y empeños y de ir creando una atmósfera colaborativa a través de la cual vayamos concretando entre todos alternativas al ocio mercantilista y a la dictadura de las pantallas.

El inicio de la andadura de la asociación se va a materializar en tres programas que -desde ahora- van a comenzar a desarrollarse:

1º.- Programa "Findediver"

Fines de semana divertidos en los que se propondrán las actividades más variadas para los domingos.

Comenzaremos el día 17 de octubre-2010 con un ciclo titulado "Turismo de personas". La actividad durará 5 domingos:

- 17 de octubre
- 24 de octubre
- 31 de octubre
- 7 de noviembre
- 14 de noviembre

Visitaremos a una persona que sea peculiar para nosotros, por sus aficiones, por su estilo de vida o por sus iniciativas. Compartiremos la mañana del domingo visitando un lugar especial para esa persona, escuchando sus canciones preferidas, tomando nota de los libros que más le han gustado y, si procede, comeremos juntos en un restaurante que también elegirá la persona indicada.

2º.- Programa "Me lo quitan de las manos" (MQM)

La finalidad de este programa será regalar al resto de los asociados, centros educativos y otras instituciones sociales artículos, productos, enseres u otros elementos que no necesitemos o que nos haga ilusión regalar. En la sede de la asociación podrán depositarse todos los objetos susceptibles de ser regalados. Se retirarán de la misma en los días y horas que se establezca y mediante el procedimiento que se señalará en su momento.

3º.- Programa "Ecopeques en acción y sus ecopadres"

Se trata de un programa de educación medioambiental en el que a través de distintas salidas y actividades en el medio natural, se trabajará el respeto al entorno y al medio ambiente por parte de los niños y sus padres.

El desarrollo de este programa se realizará a través de jóvenes asociados que dirigirán los grupos, guiados por personas adultas con experiencia en este campo.