domingo, 24 de abril de 2011

Visto y no visto (fugaz paso de los nabateros)

Aunque la cita era a las 11 de la mañana, hemos llegado con un poco de retraso a las cercanías de Murillo de Gállego y ya los nabateros habían iniciado su navegación. Los hemos visto pasar fugazmente por unos estrechos que forma el río justo antes de llegar a Murillo.

Había bastante público contemplando el evento, hasta el punto que la carretera que parte de Ayerbe en dirección Jaca se veía ya congestionada por los lugares donde discurría la procesión nabatera. La guardia civil se afanaba en ordenar el tráfico para que no ocurriera ningún percance.

Como nos ha sabido a poco el rápido desfile hemos dado media vuelta y nos hemos dirigido a Santa Eulalia de Gállego (Santolaria de Galligo) con la idea de volver a ver a los intrépidos navegantes. Aquí de nuevo se ha vuelto a producir el atasco de rigor ya que la misma idea se les ha ocurrido a todos los que venían a contemplar el evento. A a las 12:57 han hecho de nuevo su aparición los audaces transportistas de troncos y alguien ha comentado que el retraso ha sido debido a que han parado a almorzar con el fin de reparar fuerzas y acometer el siguiente tramo del río. A las 12:59 ya habían pasado por debajo del puente y poco a poco han ido desapareciendo de nuestra vista.

Acto seguido ha comenzado a llover. Al principio era una fina lluvia pero poco a poco se ha incrementado la cadencia y el peso específico de las gotas con lo que ha sido necesario apretar el paso y ponernos a resguardo del chaparrón en nuestro vehículo.

Después nos hemos dirigido a Biscarrués para continuar con el programa y respirar el ambiente festivo de la celebración aunque a la altura del Santuario de Casbas hemos decidido parar para descansar y devorar dos estupendos bocadillos que había preparado Rosa Mary. El tiempo estaba muy variable y menos mal que durante el refrigerio no ha llovido. He tomado varias fotos y una vez apuradas las provisiones, hemos continuado el viaje en dirección a Biscarrués.

Allí los nabateros y sus allegados ya estaban disfrutando del espléndido sol que lucía a esas horas. Nosotros hemos dado una vuelta por el pueblo y luego hemos tomado un café en una improvisada terraza al aire libre.

Ha sido una jornada amena y divertida que se nos ha quedado un poco corta. Con la excusa de la contemplación del evento hemos visitado poblaciones por las que nunca habíamos pasado: Ardisa, Biscarrués, Piedramorrera y Losanglis. El nombre de esta última población me ha parecido especialmente exótico. Lo he buscado en la enciclopedia aragonesa donde se indica que Chabier Tomás Arias considera que Anglis proviene de la palabra latina ANGULO, (sería el plural de "angle").

Además de la reivindicación de un Gállego limpio, en el evento ha quedado también de manifiesto la negativa de la mayoría del público asistente al embalse de Biscarrués que, entre otras cosas, inundaría muchos de los bellos paisajes por los que han navegado hoy los nabateros.

domingo, 17 de abril de 2011

Visita a un río vivo (IX jornadas por el río Gállego 2011)

La referencia que tenemos del río Gállego, en su desembocadura en Zaragoza es la de un río sucio, mal oliente y contaminado, debido en gran medida a la papelera de Montañana.

Varias organizaciones ecologistas llevan años denunciándolo con escaso éxito.


Es una pena porque el mismo río a la altura de Murillo de Gállego, luce en todo su esplendor y es aprovechado por los habitantes de la zona para la realización de múltiples actividades de ocio y tiempo libre.


Desde el Periplo Aragonés queremos reivindicar el derecho a disfrutar de un río incontaminado y sin olores porque es un derecho básico de los ciudadanos que -los de siempre- llevan muchos años cercenando. Por ese motivo consideramos de gran interés las IX Jornadas por el río Gállego organizadas por la coordinadora de Biscarrués-Mallos de Riglos (ver programa)


Os invitamos a subir el domingo, día 24 a Murillo de Gállego y, al tiempo que disfrutamos de las actividades programadas en un río vivo y natural, compartamos ese deseo común de un Gállego cristanilo y sin olores apestosos a lo largo de todo su cauce. La salida será, como siempre a las 9 de la mañana en la Plaza de la Albada (Barrio la Jota). En mi coche hay dos plazas disponibles.

domingo, 10 de abril de 2011

Agenciándome un folleto

Eso es lo primero que he hecho cuando hemos llegado a la exposición de los Beatles: "agenciarme" un folleto explicativo de la exposición para tener un recuerdo del evento.

Me intriga la palabra "agenciarme" ya que, reconozco que la utilizo pero no sé cuando comencé con el uso de semejante vocablo. He acudido a la exposición en compañía de mi mujer, mi sobrina, su esposo y su hijito.

La compañía siempre se agradece y, en este caso, ellos han sido muy indulgentes con mi empeño en ver la muestra y, a su vez, se han mostrado interesados en los artículos y explicaciones sobre el grupo de Liverpool dispuestos en las distintas salas del Centro de Historia.

Lo que más familiar me ha resultado ha sido la música que nos ha acompañado durante todo el recorrido. Todas las canciones me sonaban y me traían dulces recuerdos aunque, reconozco no haberme aprendido la letra ni comprendido por tanto su mensaje.

Es uno de los muchos retos que tengo pendientes y no se si llegaré a materializarlo. Otra grata sorpresa ha sido ver de nuevo las portadas de muchos discos de vinilo que, en su momento yo también coloqué en el tocadiscos y constatar la enorme producción y el revuelo que generó este grupo anglosajón en el mundo entero.

Se exhibían también distintos modelos de tocadiscos, reproductores de cassettes, pósters de la época y portadas de revistas con reseñas de las giras de los Beatles. Todos ellos me han resultado familiares. Una lista de los éxitos de ventas de la época nos informaba del gran impacto que tenían en su momento cantantes como Karina, El dúo dinámico o Alberto Cortez y grupos como Los Brincos, los Beatles y Los tres Sudamericanos.

La exposición se cierra con un reportaje del NODO informando de la visita de los escarabajos a Madrid, donde actuaron en la plaza de toros de las Ventas que no consiguieron llenar.

Una muestra simpática y original que ha desencadenado en más de una ocasión varios conatos de nostalgia rápidamente controlados. Después nos hemos desplazado a la Plaza de España para ver la muestra "La riada del siglo".

Una colección de fotografías de Pradilla inundada por el agua y las muestras de solidaridad que ofrecieron los vecinos de Tauste acogiendo a todas las familias que lo necesitaron en sus casas ante la gravedad de la situación. Fotos todas ellas también de los años 60 que enlazaban perfectamente con la exposición que habíamos visto anteriormente.

Aquí se materializaba el contraste entre dos mundos totalmente contrapuestos que vivían dos realidades radicalmente diferenciadas: la España rural, atada a los viejos esquemas y valores de siempre y la modernidad que poco a poco se iba extendiendo por todo el mundo occidental.

Siguiendo la norma de salir de la zona de comodidad, debo decir que me ha encantado asistir a ambas muestras y que he tenido la sensación de desarrollar nuevos esquemas y aprendizajes a través de mi asistencia a ellas.

domingo, 3 de abril de 2011

Los maravillosos años sesenta

En esta ocasión, por razones familiares, el domingo día 10 no podemos viajar fuera de Zaragoza por lo que os invito a ver dos exposiciones que creo que merecen la pena:

- Los Beatles. Made in Spain. Sociedad y recuerdos en la España de los sesenta, en el Centro de Historia de Zaragoza

- La Riada del Siglo. 50 aniversario de la riada del Ebro, en el cuarto espacio cultural. Posteriormente iremos a tomar un vermout en el Tubo.

Como de costumbre, el lugar de salida para ver ambas exposiciones será la Plaza de la Albada. La hora, las 9 de la mañana.