domingo, 30 de diciembre de 2012

Pasar cassette a digital

He vuelto a retomar mi añejo curso de inglés. Sí, el del año 1976. Son en total 192 lecciones y 24 cassettes, distribuidos en 8 tomos. En su momento sólo llegué hasta la lección 67 y ahora quiero reconciliarme conmigo mismo y también con mi fallecida madre, que, en su momento, costeó el curso. Me planteo, por tanto, estudiar todas las lecciones y aprenderme bien el vocabulario. Por supuesto, también pienso aprenderme todas las canciones que pueda ya que al final de cada lección va su correspondiente canción.

Y para adaptarme a los tiempos actuales, he emprendido también la tarea de pasar los cassettes a formato digital ya que, de esta manera, puedo agrupar las canciones y los ejercicios orales y guardarlos en un pen o en un CD para escucharlos donde quiera. El caso es que la realización de esta tarea me está deparando muchas y agradables sorpresas.

Por ejemplo, compruebo con agrado que, a pesar de haber pasado ya 36 años desde que empecé con el método, las lecciones estudiadas en su momento, estaban todavía muy frescas en mi memoria. Y, curiosamente, además de las lecciones también he recordado momentos y situaciones asociadas a la situación de estudio del inglés.

Hay que pensar que en esa fecha yo tenía 21 añitos y, por ejemplo, la revolución digital todavía no se había producido. Sí que estaban todavía en boga los movimientos hyppies. El fenómeno de la inmigración, prácticamente era inexistente en nuestro país...

En las fotos de los cuadernillos del curso salen, por ejemplo, máquinas de escribir de oficina, de las de antes, coches de la época y, en general, una estética en los cortes de pelo y, en el vestir, muy de los años setenta. Incluso me he planteado si el inglés que voy a aprender con este método no habrá quedado ya un poco caduco. Seguro que hay palabras o expresiones que ahora no se utilizan y, como dicen mis hijas, igual corro el riesto de aprender un inglés tipo Don Quijote pero a mí me da lo mismo. Yo soy feliz pasando el curso a digital y aprendiéndome las canciones tipo misa que vienen al final de cada lección.

Y en asociación con todo este proceso que he emprendido, viene también la reflexión sobre los insondables misterios de la memoria. ¿Cómo pueden mantenerse algunos recuerdos tan vívidos durante tanto tiempo? ¿Qué hace que unos prevalezcan sobre otros? ¿Dónde y por qué quedan registradas las emociones y algunas vivencias que yo viví en esa época? ¿Y que decir de la vigencia de frases y expresiones en inglés estudiadas hace tanto tiempo?

El caso es que, al igual que le pasó a Proust con su famosa magdalena, a mí me ha ocurrido lo mismo al desempolvar el curso de inglés. Y también es cierto que esta observación deriva, finalmente, en una reflexión sobre mi autoconciencia resumida en la pregunta final de ¿quién soy yo?

Bien, no nos adentremos en mayores profundidades. Disfrutemos el día a día con el mayor don que nos ha concedido la naturaleza: estar vivos.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO, AMIGOS/AS LECTORES/AS DEL BLOG!!!  

domingo, 23 de diciembre de 2012

Pensamiento divergente

Recuerdo que, de pequeño, en una ocasión que iba a esperar a alguien en la antigua estación de tren del Arrabal vi un cartel publicitario que me llamó la atención: "LAS PROPIEDADES DEL YUTE, YA NADIE LAS DISCUTE"

No sabía ni qué era el yute ni por qué motivo nadie discutía sus propiedades. En aquella época mi conocimiento de las fibras vegetales se limitaba al algodón y al esparto. Quizás por esa razón, el contenido del anuncio quedó grabado en mi mente. Ahora, con "San Google" me pongo rápidamente al tanto de las propiedades de esta exótica fibra y aprecio que, realmente, la planta que la proporciona -generosa con el medio ambiente- es un dechado de virtudes, todas ellas dignas de estudio.

Esta reflexión viene al hilo de la tendencia de algunas personas a la hora de plantearse preguntas y, sobretodo, de cuestionarse lo que ya parece establecido. Una tendencia que, como veremos, resulta ventajosa en los tiempos que corren.

Gracias a este cuestionamiento de lo que parecía obvio se han producido grandes avances en la humanidad. Desde el invento de la rueda hasta el primer automóvil a motor pasando por los miles y miles de dispositivos que nos acompañan en la vida moderna, todos ellos generados a partir del conflicto cognitivo y el pensamiento divergente.

Y no está de más recuperar de vez en cuando la frescura de los años infantiles y replantearnos muchos de nuestros posicionamientos sobre lo que, aparentemente, ya está establecido.

Sin ir más lejos, la situación económica y social que padecemos en España desde hace unos años nos daría mucho juego ya que no tenemos más que hacernos algunas preguntas "inocentes" y aventurar algunas respuestas divergentes pero siempre clarificadoras:

- ¿Se pueden sustituir los bancos por otras entidades que realmente contribuyan al bien común y al progreso de la sociedad?
     * Pues creo que, agrupándonos los ciudadanos y gestionando honradamente cantidades de dinero aportadas entre todos, en un plazo razonable de tiempo, podríamos irnos olvidando de las entidades de crédito "tradicionales"

- ¿Es necesario el senado?
     * Tal como está configurado, no tiene ningún sentido. Podríamos aprender del movimiento 15M y constituir micro-senados en la calle con capacidad de decisión y nulo gasto de mantenimiento.

- ¿Es verdad que los tiempos de crisis son también tiempos de oportunidades?
     * Sin dudarlo digo que sí. Y también afirmo que es mucho más operativo ponerse en el modo "ver oportunidades" que repetir machaconamente lo mal que está todo, puesto que esta última insistente reflexión no nos conduce a ningún proceso de mejora.

- ¿Podría funcionar una sociedad sin políticos?
     * Las sociedades modernas exigen, por operatividad, elegir representantes de las distintas tendencias y colectivos y deben existir también órganos con capacidad ejecutiva para llevar adelante los programas y los proyectos pero...

     - ¿Quién ha dicho que para las reuniones haya que construir costosísimos edificios?
     - ¿Por qué no utilizar con más profusión las ventajas de consultas por Internet?
     - ¿Por qué no implantar el salario mínimo interprofesional para los cargos electos?
     - ¿Y la posibilidad de despedir a los que lo hagan mal? Lo lógico sería pedir cuentas de cómo desempeñan su cargo. Hay muchos en la cola que esperan su turno.
     - La renovación parcial de los cargos electos ineptos cada dos años sería, a mi entender, otra condición básica de una democracia representativa.

     * Yo creo que no. El sistema debería ser mucho más flexible y plural. Se pueden constituir pequeñas comunidades apoyadas por las TIC (Tecnologías de la información y comunicación), haciendo más énfasis en un adecuado proceso socializador de los niños y jóvenes que promueva valores éticos y una educación personalizada.

- ¿Tiene sentido la familia nuclear como formato estándar de la sociedad?
     * Pues la verdad es que, en la actualidad, ya conviven muchos modelos distintos de familia en nuestras sociedades más avanzadas. Analicemos todas las posibilidades y sopesemos ventajas e inconvenientes de los distintos formatos.

En fin. Si nos ponemos en plan divergente tendríamos cuerda para mucho rato. No se trata, sin embargo, sólo de teorizar. En la medida que podamos, poco a poco, podemos, cada uno de nosotros, contribuir al cambio y a la mejora de la sociedad...

lunes, 17 de diciembre de 2012

Entrevista con Pilar Varea


En un famoso anuncio televisivo, al finalizar, uno de los protagonistas manifesta: "El ser humano es extraordinario".

Esta afirmación la comprobamos día a día y no deja de sorprendernos la inagotable variedad de perfiles de personalidad entre la gente que nos rodea.

Pero lo que más nos asombra y nos anima a seguir con nuestro blog TURIPE es la materialización del empeño y la pasión de todos nuestros interlocutores en hechos, en realidades concretas.

Tal es el caso de nuestra nueva entrevistada: Pilar Varea. En la amena conversación que hemos mantenido, nos relata con todo detalle cómo se inició y se fue decantando su principal hobbie: confeccionar sus propios vestidos.

Podéis ver la entrevista en este enlace.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Planes para la Navidad

Se acercan ya las fiestas de Navidad y, siempre desde un enfoque divergente, me planteo seguir mi propio guión para aprovechar al máximo estos días de asueto.

Ni caso a los vacuos anuncios televisivos intentando -con poco éxito- convencerme de que compre ésto o aquello o que me desplace a supuestas tierras paradisíacas para ser más feliz. Por no hablar de bancos y grandes empresas que pretenden ¡qué ironía! convencernos en plena crisis de las bondades de sus productos. Lo dicho. Yo a lo mío. A planear a mi estilo y a mi gusto las vacaciones navideñas.

Y en el diseño que he preparado participan varios protagonistas: evidentemente la familia. Es un buen momento para hablar, para dialogar sosegadamente, para repasar y hacer balance de lo que ha sido el año que ahora termina. Sentirnos piña y saborear emociones y experiencias.

También los amigos. Quedar con ellos y compartir, con tranquilidad, una taza de té en animada conversación. Agradecer la cálida acogida de los que sabes que te quieren y te consideran. De los que te tienen en cuenta. Repasar con ellos mil y una historias o, simplemente, los derroteros de la más cruda actualidad. El caso es sentirse arropado por su arrulladora compañía.

Hay que podar los árboles: del jardín, de Villamayor y los almendros de Uncastillo. Un ritual que se repite todos los años y que conlleva la esperanza de una mejor cosecha para el otoño. También habrá que dar vuelta por las colmenas y animar a sus laboriosas trabajadoras para que aguanten los rigores del invierno y tengan un poco de paciencia, que ya llegará la primavera.

Será necesario, así mismo, reservar tiempo para encarar con decisión la lectura de varios libros que están esperando:

- Michiu Kaku. La física del futuro
- Clemente García Novella. ¿Dónde está Dios, papá?
- Iván y Gonzalo García-Pelayo. La fabulosa historia de Los Pelayo
- Julian Barbour y otros. Universo. El origen de la complejidad, la naturaleza del tiempo y su estructura.
- Joanne Baker. 50 cosas que hay que saber sobre el universo

Habrá que mantener también las rutinas que ya están implantadas pero requieren de un riguroso seguimiento:

- Todos los días, al menos media hora de estudio de inglés
- Memorización del discurso mensual de la NASA
- Natación los martes y jueves
- La entrada semanal en el blog Mi Periplo
- La entrada mensual en el blog TURIPE
- La aportación al libro "60 locas ideas de negocio"

Y por supuesto, reservar tiempo para pasear, para ver alguna película, coger la bici si el día está bueno o ver algún programa interesante en la televisión.

Tengo que evitar caer en los extremos: ni meterme demasiada caña ni relajarme tanto que el tiempo se dilapide. Creo que con la experiencia de otros años sabré encontrar el término medio.

¡¡FELICES NAVIDADES AMIGOS Y AMIGAS LECTORES DEL BLOG!!

viernes, 14 de diciembre de 2012

Entrevista con Leo Urbanski


Publicamos en nuestro  blog TURIPE una nueva entrevista. En este caso hemos compartido, con Juan Antonio Castaño, charla y aventuras con Leo Urbanski, que, entre otras cosas, pasó 20 años sumergido, viviendo en el interior de un submarino. Fruto, quizás de ese enclaustramiento voluntario, se volcó, posteriormente en su nuevo rol de coleccionista de mariposas. De esos y otros lances proporcionamos detallada referencia en la citada entrevista. (Click aquí para ir a la entrevista) 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Plantándole cara a la crisis

Ya conocéis cuál es mi actitud ante un problema: abordarlo con decisión aunque sea de forma simbólica. Siempre será mejor que tengamos la sensación de que podemos hacer algo para afrontarlo que dejarnos llevar por el pesimismo y la lamentación.

Y con la crisis actual sucede lo mismo. En nuestras manos está la decisión de encararla poniendo en marcha las estrategias más adecuadas para capearla e incluso para sacar provecho de ella.

De momento, nosotros hemos aplicado en casa la "regla del 30%". Es decir, si el incremento de la vida y los recortes salariales vienen a suponer, por término medio, un 30% menos de poder adquisitivo, pues habrá que recortar también gastos en ese mismo porcentaje. Veámos donde estamos aplicando la tijera:

En el apartado consumo de luz hemos sustituído casi todas las lámparas de la casa por bombillas LED. Ya tienen un precio asequible (más en los chinos) y podemos pasar de un consumo de 80 W a uno de 8 W por lámpara con la misma iluminación.

Nos hemos replanteado la utilidad de mantener conectado permanentemente el congelador. La verdad es que, al disponer de un supermercado cerca de casa podemos hacer con rapidez la compra todos los días. No es, por tanto, necesario que el motor del congelador de nuestro frigo esté funcionando constantemente. Mejor que gasten ellos en congelación que nosotros.

También hemos limitado el uso del horno. Es un gran devorador de energía. El capricho de comer una pizza en casa supone un derroche energético considerable.

Por supuesto mucha atención con las luces que se quedan encendidas inutilmente. No hay que tener pereza con el interruptor.

La calefacción a 21 grados. Si se nota fresquito pues a abrigarse un poco más. Un grado de diferencia supone un importante ahorro en la facturación mensual.

En el capítulo agua, casi todos los grifos de la casa se han equipado con aireadores reductores de presión. Ya hemos notado la bajada de consumo en la última factura. Como me afeito con maquinilla de cuchillas, en lugar de dejar el grifo abierto para limpiarla de vez en cuando, coloco el tapón en el lavabo y aclaro la maquinilla en el remanente de agua almacenada. Y, desde luego, siempre la ducha. Nada de baños en la bañera.

En el jardín vigilamos también el consumo de agua. El ideal sería utilizar para regar el agua de la ducha o de los lavabos pero, de momento, no he podido implementar el sistema para recogerla. Eso sí, aprovecho el agua de la olla express para regar los árboles ya que contiene muchos nutrientes de la cocción que son muy beneficiosos para las plantas.

El coche es, asímismo, un gran depredador energético. Hay que mantenerlo a raya. Usarlo lo menos posible. Como en los tiempos de abundancia adquirimos dos, uno de ellos está dado de baja y no lo movemos. Sólo de vez en cuando lo pongo en marcha para mantener el buen estado del motor.

Asociadas a estas iniciativas de reducción del consumo, hemos emprendido otras que también están dando muy buen resultado. Fundamental llevar un riguroso control de los ingresos y gastos mensuales. Hoy en día con la hoja de cálculo no hay excusa para seguir gastando sin control. Nosotros realizamos un presupuesto mensual de ingresos y gastos y, semanalmente, los domingos, evaluamos la evolución real de la economía familiar. Hace tiempo que comprobamos que, como es bien sabido, para mantener una economía holgada, no se trata de ganar más sino de controlar más el gasto.

Y también tratamos de ser autosuficientes en algunos capítulos. Por ejemplo, hemos comprobado que el limonero del jardín es muy agradecido. Dedicándole sólo un poco de tiempo, corresponde a nuestros desvelos y nos regala limones para toda la temporada. He conseguido nueces y almendras de árboles abandonados (hay muchos) que nos van a venir muy bien para el invierno. Un simple membrillero nos ha proporcionado suficientes frutos como para elaborar carne de membrillo para varios meses. Las colmenas del pueblo también aportan riquísima miel natural.

Si me apuráis hasta podríamos plantearnos la posibilidad de mantener dos o tres cabras (o una vaca) entre varias familias para disfrutar de riquísima leche fresca y natural. En este apartado, mi maestro John Seymour, se las sabe todas. Hace tiempo que adquirí su libro "El horticultor autosuficiente" y nunca me canso de hojearlo.

Finalmente, cada vez me convenzo más que se puede disfrutar con actividades sencillas -las de siempre- y pasártelo de maravilla sin tener que recurrir al ocio mercantilizado (y pagado). Por ejemplo pasear, ir en bici, charlar con los amigos, disfrutar de un día soleado, visitar una exposición, asistir a una charla, colaborar con alguna ONG...

viernes, 7 de diciembre de 2012

Experimentando conmigo mismo

Como no puedo parar, desde el mes de septiembre de este año 2012 he puesto en marcha otra nueva iniciativa para complementar el aprendizaje del inglés y conectar de paso con mi interés por la exploración espacial. El reto que me he planteado ahora consiste en aprender de memoria cada mes el texto de alguna de las muchas actualizaciones de la NASA sobre la evolución de la misión Mars Science Laboratory, más conocida por el nombre del rover marciano Curiosity.

La idea es memorizar el texto en inglés para después repetirlo con la misma entonación, pausas y cadencia con que lo hacen los ingenieros de la NASA. La duración del experimento va a ser de dos cursos académicos. Preveo, por tanto, que al finalizar la experiencia (septiembre de 2014) habré memorizado 24 discursos de una duración media de unos dos minutos cada uno. En total serán 48 minutos de discurso ininterrumpido en inglés.

La finalidad de esta experiencia sería comprobar si, a través de la memorización, soy capaz de integrar mentalmente frases y expresiones en inglés y luego utilizarlas en el habla normal y audiciones en ese idioma.

Como ya me ha sucedido en otras ocasiones (ver blog Nunca me aburro) este planteamiento inicial mantenido en el tiempo, deriva hacia un enriquecimiento de la experiencia que hace que cada vez sea más y más divertida la concreción de la meta que me he propuesto.

Ya me empiezan a surgir nuevas ideas y también nuevos interrogantes al hilo de la experimentación: ¿Seré capaz de llegar a memorizar 24 discursos? ¿No se producirán interferencias entre ellos? ¿Cuál es el límite de la capacidad de almacenamiento de mi memoria?

De momento voy cumpliendo el objetivo. Puedo declamar -sin fallo alguno- los discursos correspondientes a los meses de septiembre, octubre y noviembre. Ya estoy atacando el correspondiente al mes de diciembre.

No creáis, no es una tarea fácil. Me ha costado lo mío aprendérmelos. Aprovecho cualquier ocasión para realizar memorizaciones de nuevos párrafos y, por supuesto, también dedico tiempo a repasar los discursos que ya me sé.

Inicialmente comencé leyendo en mi teléfono el texto de los discursos, pero ahora he comprobado que es mejor hacerme una pequeña libreta con todos ellos y llevarla a todos los sitios a los que voy. Poco a poco también se ha ido decantando una rutina de aprendizaje que consiste en repasar mentalmente -nada más que me despierto, en la cama- los textos aprendidos y luego, repetirlos al menos dos veces al día: por la mañana cuando voy al trabajo y por ta tarde-noche cuando salgo a nadar o a dar una vuelta.

Compruebo la importancia de la repetición para memorizar y adquirir fluidez, pero también es muy importante conectar el contenido de lo que aprendo con mis intereses y con el seguimiento de lo que ocurre en la misión de Marte. Es decir, utilizo un método que complementa la memorización mecánica o repetitiva con el componente elaborativo de conexión entre lo que ya sé y el nuevo material que tengo que memorizar.

Varias veces me han preguntado si entiendo lo que digo. La respuesta es un sí rotundo. No podría ser de otra manera. Es básico darle sentido a lo que aprendo pues no de otra manera puede darse un aprendizaje verdaderamente significativo.

También me llaman la atención las derivaciones que van surgiendo con el desarrollo de la experiencia. Por ejemplo, que me encantará dedicar un tiempo a conocer la biografía de los "speakers": Charlie Bolden, David Oh, Noah Warner y Aswin Vasavada y que me gustaría más aún conocerlos personalmente. Asímismo, gracias a mis frecuentes visitas a la web de NASA multimedia, me voy poniendo al día de los trabajos que se van llevando a cabo en la ISS (Estación espacial internacional) y de las biografías de los miembros de la "crew" (tripulación).

Otras posibles vías de enriquecimiento de la experiencia podrían ser las siguientes:

- Contactar con otras personas que se dediquen a esta afición y crear un grupo de amigos de memorización de discursos de actualizaciones del Curiosity.
- Contactar con alguno de los miembros que aparecen en los vídeos vía Skype y departir con ellos en inglés.
- Complementar la experiencia con memorización de canciones -en inglés- alusivas a la exploración espacial.

Finalmente, también se me ha ocurrido que, de la misma forma que yo he empezado a experimentar conmigo mismo, cualquiera puede hacer lo mismo en algún otro campo que pueda interesarle. De hecho podríamos llegar a lo que yo llamaría "Experimentación distribuida" o modelo en el que cualquier ciudadano de a pie puede ponerse a prueba y compartir con otros vía internet los resultados de su experiencia.

¿Quién ha dicho que la investigación científica sólo se puede llevar a cabo en laboratorios con costosísimas instalaciones? En cada uno de nosotros está depositado el germen de la creatividad, del enfoque divergente, de la puesta en marcha de iniciativas originales. Y, por supuesto, gracias a la potencia de Internet, nunca como ahora ha sido más fácil compartir estas iniciativas y afinarlas al máximo.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Visita a la escuela Waldorf de Zaragoza

Como decía un buen amigo mío: ... "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid..." pues acepté muy gustoso la invitación de C.F., compañera del instituto y madre de dos niñas que acuden a la escuela Waldorf de Zaragoza para interesarme por esta iniciativa de la asociación "O Farol" y participar en el mercadillo que organizaron el pasado domingo 25 de noviembre en las propias instalaciones del colegio.

El programa preparado no podía ser más interesante:
- Talleres para niños y adultos
- Actuaciones musicales
- Puestos de libros, juguetes y material Waldorf
- Información sobre las actividades de la Asociación O Farol

Así es que sobre las 11 de la mañana ya estábamos en el Camino Caidero dispuestos a empaparnos de todo lo referido a la pedagogía Waldorf.

Justo al lado de la escuela hay un centro de equitación, que esa mañana se encontraba a pleno rendimiento. Las imponentes estampas de los caballos, obedientes a las directrices de los jinetes siempre constituye un espectáculo digno de contemplar. Todavía dedicamos un rato a disfrutar de las evoluciones de los nobles animales y de la pericia de sus dueños con las riendas.

Nos reciben a la entrada de la escuela Waldorf con una sonrisa y un sencillo obsequio. Se agradece el detalle y la amabilidad de la persona encargada de dar la bienvenida a los visitantes. Desde el momento que traspasamos el arco de la entrada apreciamos una atmósfera de sosiego y serenidad. Hay mucha gente y también se respira mucha armonía. Niños y mayores, en apacible convivencia recorren de aquí para allá los puestos preparados con gran detalle por los miembros de la Asociación O Farol, organizadora del evento.

Me detengo en un puesto de mermeladas elaboradas artesanalmente. No resisto la tentación de probarlas todas. Están buenísimas. Decido quedarme con un botecito de mermelada de ciruela. Tendré que racionármela para disfrutar durante más días de su exquisito sabor.

Enseguida diviso a mi compañera-profesora que, muy diligente, asume con rapidez su rol de cicerone para enseñarme las instalaciones y detallarme la función de cada una de ellas. Realizamos un breve recorrido por los distintos puestos instalados para la ocasión, el jardín, la zona de huerto y árboles frutales y, finalmente, me muestra también el interior del recinto donde se ubican las aulas y el resto de salas dedicadas a una mejor educación de niños y niñas. Hablamos también con algunos profesores de las particularidades de la enseñanza de las distintas áreas curriculares con el enfoque de la pedagogía Waldorf.

Cada comentario, cada explicación aviva en mí la llama del interés y la curiosidad por esta iniciativa pedagógica. Me parece todo tan natural, tan lógico y tan armonioso que, casi sin querer, mi mente busca alguna disonancia cognitiva, algo que no acabe de cuadrar con el mundo desarrollado de nuestros días.

Pero no lo encuentro. Es evidente que la sociedad que hemos construido, a pesar de sus grandes logros, deja también mucho que desear. Y desde luego, ahora más que nunca, es cuando se muestra en toda su crudeza la aplastante dialéctica de lo económico frente a los valores humanos de siempre: el diálogo, la comprensión, la paciencia, la bondad, la empatía y la solidaridad con los demás...

Sería ahora muy extenso comentar en toda su extensión las particularidades de la educación Waldorf. Para los que tengáis interés, podéis echarle un vistazo a este enlace y a este otro. También os dejo dos folletos explicativos de las actividades que desarrolla la asociación.

Así es que, para finalizar, no puedo menos que aplaudir y alentar esta iniciativa de la Asociación O Farol y desear que poco a poco se vaya extendiendo y generalizando su filosofía. De momento me conformaría con que nuestras escuelas e institutos "convencionales" se fueran empapando y también fueran poniendo en práctica algunos de los ideales que alumbran los centros Waldorf. Es necesario cambiar la educación industrializada por la Educación Personalizada y Humanizada antes que el monstruo de la economía neoliberal nos acabe devorando a todos.