domingo, 27 de enero de 2019

Dos Uncastillos igual a una Andorra


Pues si, amigos. Si nos atenemos a la variable superficie; la extensión de Andorra (467,6 Km2) equivale a dos veces la de Uncastillo (230,9 Km2). Por otra parte Nauru que es el estado más pequeño del mundo posee una superficie de solo 20, 98 Km2. Así que, en principio, nuestro pueblo podría ser perfectamente viable como nación independiente.

Pero vamos con el resumen de nuestro viaje virtual por Andorra:

He escuchado el himno nacional que tiene un gran parecido con La Marsellesa. También he ojeado la web oficial del coprincipado. Me ha llamado la atención el gabinete de gobierno formado por 11 ministros, más el jefe del gobierno que es Antoni Marti Petit.

La forma de gobierno es coprincipado parlamentario. Macrón es el copríncipe de la parte francesa y monseñor Joan- Enric Vives por la española.

La historia de Andorra se puede consultar en Wikipedia y no quiero ser redundante. Señalar una curiosidad: Andorra tuvo un rey en el año 1934. Fue Boris I; aunque su reinado fue muy efímero. Duró sólo 14 días.

El país se divide en 7 parroquias. Tiene más de 60 lagos y una población de 78.282 habitantes.

Otra curiosidad que también la relaciona con Uncastillo: su fiesta nacional (la virgen de Meritxell) se celebra -al igual que en nuestro pueblo- el 8 de septiembre.

Cuando decía que Uncastillo podría ser un estado independiente, iba en serio. En Andorra sólo el 2% de la tierra es cultivable mientras que en nuestro pueblo es el 36;7%. Es decir que nosotros disponemos de 84,7 Km2 de tierra fértil mientras ellos sólo poseen 9,352 km2 ¡y encima lo dedican sólo a la planta del tabaco!

También me ha resultado chocante que la web All Andorra no dé la opción de verla en español pero si en francés, inglés, catalán ¡y ruso!

Sin embargo en esta otra web os podéis descargar un montón de folletos en PDF sobre distintos aspectos de interés del país.

Bueno, la semana que viene cambio de continente ¡Me voy a Angola! Ya os contaré...

viernes, 25 de enero de 2019

San Sebastianico en Urrea de Jalón

Ya casi es una tradición que para San Sebastián me desplace a alguna localidad para unirme a sus moradores en la celebración de esta festividad.

El recuerdo de las hogueras y la procesión con el santo por las calles de Uncastillo siempre me ha acompañado. Los cánticos que entonábamos los mocetes y los ¡viva San Sebastián! de "esñó" Pinta han quedado ya como marca indeleble en alguna intrincada ubicación de las circunvalaciones de mi cerebro.

La impresión permanece y la evocación de esos tiempos siempre me resulta especialmente emotiva. Quizás de ahí viene mi afán por conocer cómo celebran este día en otras localidades.

Los festejos de San Sebastián en Pradilla de Ebro están dejando paso -como lógica continuación- a la curiosidad de conocer otros pueblos y otras costumbres.

Así que este año nos hemos desplazado con Serafín a Urrea de Jalón donde se celebra un ritual popular muy peculiar con una puesta en escena más rica y elaborada que las tradicionales hogueras.

La celebración de San Sebastianico tiene lugar el lunes siguiente a San Sebastián; así que el día 21 de enero, allí hemos acudido. Es la primera vez que escucho música popular y participo en una danza ancestral en el interior de una ermita. En esta ocasión, más que prodigarme en explicaciones, las imágenes hablan por si solas.



 

domingo, 20 de enero de 2019

Alemania es mucha Alemania


Imposible detallar los mil y un aspectos de interés de la nación germana. Es inevitable hacer una selección personal de lo que más me ha llamado la atención. Vamos por partes:

Alemania limita al norte con el Mar del Norte y con Dinamarca
Al este con Polonia y la República Checa
Por el sur con Austria y Suiza
y por el Oeste con Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos

En total son 16 estados federados. Una curiosidad que desconocía: la ciudad de Büsingen am Hochrhein está enclavada en Suiza pero pertenece a Alemania.

Alemania es el país más poblado de la Unión Europea con 82,6 millones de habitantes. Líder en los sectores científico y tecnológico pero también el país más contaminante de Europa.

Es una nación relativamente joven. Comenzó a existir como estado en 1871

Cuarta potencia mundial y primera potencia de Europa. Tierra de grandes músicos como Bach, Beethoven o Wagner.

Este año celebran el año de Alemania en Estados Unidos (Germany year in the USA 2018-2019). En ese país hay 18 ciudades con nombre alemán fundadas por alemanes:

New Ulm (Minnesota)

New Braunfels (Texas)

Anaheim (California)

Augsburg (Arkansas)

Bismarck (North Dakota)

Munich (North Dakota)

Fredericksburg (Texas)

Schaumburg (Illinois)

New Berlin (Illinois)

Flensburg (Minnesota)

Frankenmuth (Michigan)

Hamburg (New York)

Dresden (Ohio)

Hanover (Pennsylvania)

Paderborn (Illinois)

Karlsruhe (North Dakota)

Minden (Nebraska)

Stuttgart (Arkansas)

Alemania necesita mano de obra cualificada de Europa. Están elaborando una nueva ley; la Skilled Labour Immigration Act que entrará en vigor a principios de 2020. Una buena oportunidad para los jóvenes españoles que busquen nuevos horizontes. Si yo fuera joven me apuntaría.

El único problema es el idioma alemán difícil de aprender por los latinos y casi sepultado por el inglés.


Le he echado un vistazo al folklore alemán pero no es especialmente de mi agrado. Lo veo más bien soso, demasiado organizado y esquemático. Es como muy marcial.

Finalmente me he dado un garbeo virtual por cuatro de los dieciséis landers. He estado en Schleswig-Holstein (Hamburg); en Mecklemburgo- Antepomerania (Usedom); en Brandenburgo (Berlín y Postdam) y en Sajonia (Dresde y Leipzig). La ciudad que más me ha gustado ha sido Dresde. Es la ciudad del Barroco. En su época le llamaban la Florencia del Elba. Y hay que ver la Lechería Pfund. También la iglesia de Santo Tomás donde Johan Sebastian Bach tocaba el órgano.

Muy interesante también el poblado celta de Otzenhausen-Hunnenring en el land de Sarre.

Si os apetece continuar el periplo virtual, lo podéis hacer desde esta página con vídeos en español.

La semana que viene me voy cerca: a Andorra. La lista completa de países que pienso visitar la tenéis en este enlace.

¡Saludos, peripleros!

viernes, 18 de enero de 2019

El poblado celta de Purujosa

Preciosos motivos mudéjares

Las torres fortificadas abundan por la comarca del Aranda

Magnífico retablo

Portada monasterio cisterciense. Trasobares
Les trois amis avec Purujosa au fond

Espléndidos geranios en flor en Purujosa

Recuerdos de tiempos pretéritos

Con el cicerone Serafín

¡Nada de blasfemar!

Círculo dibujado en plena montaña de Purujosa ¿Restos del antiguo poblado celta?

Las casas se asoman al vacío en Purujosa

Aunamos amor por la naturaleza y curiosidad por el pasado. Y nos damos el gustazo de girar una visita a Purujosa. Un examen anterior en Google Maps nos ha sorprendido con la visualización de un extraño círculo de piedra seca trazado con exquisita precisión ubicado en un monte justo al lado de la población. El amigo Serafín ya ha comenzado a hacer cábalas y propone varias hipótesis explicativas que pudieran justificar su construcción. Rafa, que es más analítico, seguro que está tomando medidas mentalmente. Le va más la vertiente lógico-matemática.

Con parsimonia; degustando el estupendo día que ha salido hoy, caminamos lenta y cuidadosamente salvando los pedruscos del Paleozoico. De vez en cuando algún fósil se adivina entre las grietas de alguna roca. Todo esto debió ser un mar en tiempos de Maricastaña.

Llegamos finalmente al supuesto poblado y nos sorprende la precisión circular del trazado; la hilera de piedras construida a modo de diámetro del redonchel. Dejamos volar la imaginación.

Yo reivindico el derecho a fantasear, a plantear hipótesis aunque parezcan descabelladas. Mis amigos asienten un poco condescendientemente. La prehistoria no es sólo para los historiadores. Los tres visitantes reclamamos el derecho a soñar con hechos que allí pudieran haber ocurrido.

Con eso, con un estupendo almuerzo compartido y con un recorrido por el barranco de Valcongosto hemos dado por bien empleado el día.

domingo, 13 de enero de 2019

¡Saludos desde tierras albanesas!


Con una extensión parecida a Galicia, Albania ha sido la gran desconocida de Europa. Su período comunista duró más de 40 años y en esa época estaban totalmente al margen del mundo occidental. Limita con Montenegro, Kosovo, Macedonia y Grecia.

Italia se encuentra a 72 Km de la costa albanesa. Ambas naciones están separadas por el estrecho de Otranto que separa el mar Adriático del mar Jónico.

En Albania practican la religión musulmana un 70% de la población mientras que un 20% son ortodoxos y un 10% católicos. Esta distribución tiene mucho que ver con la ocupación turca otomana en la edad media. El folklore albanés también refleja nítidamente  dicha invasión. Con todo existe una gran tolerancia religiosa en el país.

Me ha  llamado la atención el Festival Nacional de Folklore de Gjirokastra que se celebra cada 5 años. Hay algunos bailes que me parecen alucinantes. El próximo tendrá lugar en el 2020 ¡Habrá que verlo!

Otra cuestión llamativa es que en algunas regiones de Albania todavía pervive la ley del Kanun (Honor, respeto, venganza y perdón). Se dice que algunas normas del Kanun perviven desde la edad de bronce.

Me he dado una vuelta por Tirana que todavía conserva estructuras de la época comunista. También he consultado las webs oficiales del país que se pueden visualizar en inglés.

Os dejo esta página de referencia por si os interesan más cosas de Albania.

Tal como me imaginaba en una semana sólo he tenido tiempo de saborear algunas cosillas que me han parecido más interesantes pero el país da para mucho más.

La próxima semana: Alemania

viernes, 11 de enero de 2019

Más notas

Sabida es mi afición a recoger notas escritas dejadas por el suelo. Sí, lo reconozco; me pica la curiosidad adivinar quién las escribió y por qué; valorar si pueden ser o no representativas de la media de la población; con qué intención se redactaron y, sobretodo cuál puede ser la razón por la que -tan alegremente- se hayan dejado allí, abandonadas, en la calle.

A veces pienso si este sesgo no tendrá ya tintes de manía puesto que tanto me atrae. Pero yo mismo me concedo perdón y el permiso de desarrollar esta "afición". Vamos cumpliendo años y yo creo que uno puede permitirse el lujo de admitir ciertas debilidades.


Os traigo hoy las últimas 3 notas encontradas recientemente. Vamos a echarles un vistazo.

Esta primera no tiene mucha complicación. Aunque si analizamos detenidamente tanto el contenido como la letra de la nota; la cosa puede dar más juego. Apostaría que la ha escrito una señora y me llama la atención el artículo pimienta negra. Quiero imaginar que las personas que adquieren ese condimento buscan darle más sabor a la comida ¿quizás también a la vida?

Qué pena no ser experto en grafología. Si así fuera dispondría de otra herramienta adicional para sacarle más jugo a los escritos que me encuentro.

La segunda nota estaba escrita por  las dos caras. Para mi que tiene que ver con las obras que se llevan a cabo en un edificio
ya casi acabado de construir que está cerca de mi casa.

Me queda la duda de resolver con más precisión las secuencias numéricas que aparecen en el boleto. Seguro que se trata de una supervisión de terminaciones del edificio. Pero... ¿qué tipo de terminaciones? ¿y cuál es la lógica oculta en la secuencia?

Si la descubrís no dejéis de comentármelo.

Y vamos con la última. Creo que la ha escrito algún escolar en plan de broma. Pero me llama la atención el enfoque. ¿Algún simpatizante de Vox, quizás?

Nada, amigos. El que no se entretiene es porque no quiere.

Espero poder ofreceros otra tanda para más adelante. La verdad es que materia prima no falta. Sólo hay que estar un poco atento para descubrirlas. Algo parecido a buscar rebollones...

domingo, 6 de enero de 2019

Mi viaje por Afganistán


Mi aventura virtual por Afganistán no ha podido ser más interesante. Un país complejo lo mires por donde lo mires. Siguiendo el esquema que me había prefijado, el viaje duró desde el día 1 hasta el 6 de enero y en ese intervalo he tenido tiempo de recabar mucha información de distintas webs y también de You Tube. Ahí van algunas observaciones que he ido recopilando durante mi viaje.

Destacar, en primer lugar la accidentada historia del país ya que a lo largo de los siglos se han ido sucediendo guerras, invasiones y luchas sin fin.

Según wikipedia Afganistán es el peor país del mundo para las mujeres pues en esa nación perviven costumbres y tradiciones que quebrantan de forma flagrante la igualdad entre sexos.

Afganistán lo componen distintas etnias repartidas por el territorio. Están los  Pastunes, los Tayicos, los Hazara, los Uzbecos, los Turkmenios, los Nuristani y los Baloch. Cada una de estas etnias tiene su propio idioma y, por supuesto sus propias costumbres.

He escuchado el himno que sonaba bastante bien. En varias ocasiones se hace alusión a la grandeza de Dios. También he visualizado un vídeo en el que hablaban en Dari. De hecho, a través de Internet se puede aprender esa lengua.

El país tiene una topografía muy accidentada pero también muy bella. Así mismo destacaría la gran variedad de fisionomías y rasgos faciales diferenciados de los habitantes de Afganistán.

Me he dado una vuelta por Kabul. Lo que he podido contemplar no me ha parecido especialmente interesante. Bastantes rincones con muchos espacios verdes pero poco cuidados. Sólo he visto hombres en mi paseo.

He intentado memorizar la forma y colores de la bandera afgana: tres franjas verticales del mismo tamaño con los colores (de izquierda a derecha: negro, rojo y verde) y una mezquita dibujada en el centro. He leído que el negro conmemora la etapa oscura de dominación del imperio británico y el rojo es la sangre derramada por su independencia ¡toma esa!

Me ha llamado la atención de la leyenda que figura en la web oficial del gobierno afgano: "Afghanistan: The Friendliest Country in the World, Possibly the Universe." 
Me queda la curiosidad de si es sólo un lema o es, de verdad, en la actualidad, algo real.

En fin, como no podía ser de otra manera me he quedado con unas ganas enormes de visitar el país en la realidad.

La semana que viene, amigos, me voy a Albania. Ya os contaré.

viernes, 4 de enero de 2019

Un euro por mear


La primera vez que vi el dichoso cartelito fue en la estación de Milán. Había tomado varios refrescos y ya se hacía imperante la urgencia de miccionar. Mi señora se quedó en una tienda mirando novedades y yo le comenté que volvía enseguida.

Como ya mi cerebro está entrenado en la búsqueda de carteles indicadores, enseguida di con el mingitorio y hacia él encaré mis pasos con decisión después de sortear un aluvión de turistas japoneses.

Cerca ya de la puerta me extrañó no ver el habitual revuelo de personal deseoso de orinar o bien de exonerar el vientre, como suele ser costumbre en nuestro país. Sólo cuando ya encaré con paso decidido -la urgencia apretaba- mi último tramo hasta la puerta, fue cuando me di cuenta de la leyenda que figuraba en el cartelito de marras: "pisciare, un euro".

Ya os podéis imaginar el resto de la historia si os digo que, en ese momento, no llevaba el monedero pues se lo había dejado a mi mujer por si, al final, adquiría algún artículo.

La anécdota me dio pie para unas cuantas reflexiones que me gustaría compartir con vosotros. Está claro que la frustración ante una necesidad tan apremiante, dispara la vena filosófica de cualquiera; siendo la primera pregunta: ¿es lícito que cobren un euro por evacuar aguas menores en un edificio oficial? Otra más: ¿qué pasa con los que no disponen de dinero? Y otra: ¿la satisfacción de una necesidad fisiológica tan elemental, no debería estar amparada por los poderes públicos?

Aún hay más preguntas: ¿Llegará el momento que habrá que abonar también un euro por beber agua en una fuente pública? ¿o por desgastar las aceras? o -si me apuráis- ¿por respirar y utilizar para uso propio parte de la atmósfera que envuelve la ciudad?

Yo ya os digo que a mi me parece un despropósito cobrar por mear. Sé que la tentación de monetizar es muy grande y que muchos sucumben a ella. Y también veo que no ha habido mucha resistencia del personal a la eliminación de los urinarios públicos gratuitos y así nos va.

Como ya comentaba en otra entrada, los que pasamos gran parte de nuestra niñez en el campo, nunca percibimos obstáculo alguno para hacer nuestras necesidades allá donde más nos placiera. Ya me costó un sofocón adaptarme a las modernidades de los urinarios de caballeros porque siempre me sentía incómodo y con la sensación de que el de al lado estaba pendiente de mi micción. Ahora, mientras pueda, seguiré enarbolando la bandera del mear sin pagar.