viernes, 18 de enero de 2019

El poblado celta de Purujosa

Preciosos motivos mudéjares

Las torres fortificadas abundan por la comarca del Aranda

Magnífico retablo

Portada monasterio cisterciense. Trasobares
Les trois amis avec Purujosa au fond

Espléndidos geranios en flor en Purujosa

Recuerdos de tiempos pretéritos

Con el cicerone Serafín

¡Nada de blasfemar!

Círculo dibujado en plena montaña de Purujosa ¿Restos del antiguo poblado celta?

Las casas se asoman al vacío en Purujosa

Aunamos amor por la naturaleza y curiosidad por el pasado. Y nos damos el gustazo de girar una visita a Purujosa. Un examen anterior en Google Maps nos ha sorprendido con la visualización de un extraño círculo de piedra seca trazado con exquisita precisión ubicado en un monte justo al lado de la población. El amigo Serafín ya ha comenzado a hacer cábalas y propone varias hipótesis explicativas que pudieran justificar su construcción. Rafa, que es más analítico, seguro que está tomando medidas mentalmente. Le va más la vertiente lógico-matemática.

Con parsimonia; degustando el estupendo día que ha salido hoy, caminamos lenta y cuidadosamente salvando los pedruscos del Paleozoico. De vez en cuando algún fósil se adivina entre las grietas de alguna roca. Todo esto debió ser un mar en tiempos de Maricastaña.

Llegamos finalmente al supuesto poblado y nos sorprende la precisión circular del trazado; la hilera de piedras construida a modo de diámetro del redonchel. Dejamos volar la imaginación.

Yo reivindico el derecho a fantasear, a plantear hipótesis aunque parezcan descabelladas. Mis amigos asienten un poco condescendientemente. La prehistoria no es sólo para los historiadores. Los tres visitantes reclamamos el derecho a soñar con hechos que allí pudieran haber ocurrido.

Con eso, con un estupendo almuerzo compartido y con un recorrido por el barranco de Valcongosto hemos dado por bien empleado el día.

1 comentario:

  1. Turismo tranquilo en la comarca del Aranda. Esa zona tiene su encanto con toque morunos y argamasa en su construcción.Despues de treinta años observando ese tipo de construcciónes en Alpartir, me siento identificado con ellas. Buen reportaje, el 4L de los tiempos y el cartel de los pecadores.Veo que lo pasateis bien.Saludos de Javier.

    ResponderEliminar