martes, 31 de mayo de 2016

Homo informaticus (IV)

Habíamos dejado a nuestro hombre en el cuarto de baño, recién levantado y un poco indispuesto con la radical decisión que había tomado en los días anteriores.

Pero también disfrutando de un nuevo universo. Un universo nada perfecto aunque con resonancias infantiles que le llevaban a recordar cuando, de niño, en casa de sus abuelos, por la tarde se rezaba el rosario. Allí la plática era sustituida por un monótono sonsonete de avesmarías y señales de la cruz que, a decir verdad, resultaba un entretenimiento no diré placentero pero sí tranquilizador.

Sólo que ahora, nuestro protagonista ya no se puede agarrar a la religión. Ni tampoco le sirven rituales trasnochados. Eso ya no le tranquiliza. Prefiere avanzar en el conocimiento de las cosas. Profundizar con la ayuda de los primeros espadas en los intríngulis de la física cuántica, la biología o la astrobiología.

Echa pues mano del último número de Investigación y Ciencia y se enfrasca en un novedoso artículo que desvela los secretos de lo que se ha dado en llamar "la brújula celular". 

lunes, 30 de mayo de 2016

Abejas (X)

Portada del libro Cría de reinas
Para apicultores avanzados. La cría de reinas tiene mucho de arte

domingo, 29 de mayo de 2016

Abejas (IX)

Portada del libro Apicultura: Conocimiento de la abeja. Manejo de la colmena. 4ª edición
Obra fundamental que, de forma obligada debe estar en la biblioteca del profesional o aficionado a la apicultura.


sábado, 28 de mayo de 2016

Maldito ego

Resulta difícil (no diré imposible) encontrar el punto medio entre la infravaloración y el ego exaltado. Se trata de un ejercicio de equilibrio en el que, continuamente, realizamos prácticas. Y en el día a día encontramos de todo, pero me da la impresión que sobran ejemplos de personas con el ego por las nubes.

A nada que entres en conversación con cualquier conocido irás descubriendo que para él -o ella- no hay mejor pueblo que el suyo, mejor barrio que el barrio en el que vive, casa más excepcional que la que habita, comida más sabrosa que la que cocina... No habrán conocido hijos más listos que los suyos, coche más barato, rápido y seguro que el que se compraron, aficiones más interesantes que las que disfrutan ellos...

Ojo, amigos, nadie escapamos a esta tentación. Y resulta saludable ser consciente de ello.

Resulta, amigos, difícil discernir entre apasionamiento y etnocentrismo personal. Imposible evadir este designio.

"Un dessein si funeste
S'il n'est digne de Atrée,
est digne de Thyeste"

viernes, 27 de mayo de 2016

Homo informaticus (III)

Liberado ya del yugo cibernético, decido empezar una nueva vida más pegada al ámbito analógico. En realidad, ahora que lo pienso, esta ES la verdadera. La otra, la de los avatares, los gadgets y las cuentas de usuario, nos la han vendido con habilidad, pero más que una vida, es un sinvivir. 

Nos han convencido de que ya no eres nadie si no dispones de varias cuentas de correo, varias identidades en Facebook, Linkedin, Google, Microsoft y compañía. A paseo pues con todo y vamos a ver cómo discurren las cosas.

El día después me levanto sin la compañía del móvil. La hora la tendré que mirar en un despertador tradicional, de los de campana y trinquete mecánico. Ahora que lo pienso, el despertador que tengo ahora también va con pilas.

No pasa nada, será eliminado y sustituido por un hermano de otra época; por un despertador a cuerda. Inicio los preparativos en el cuarto de baño. Ya sin móvil para leer las noticias de la mañana. Me entretengo identificando nuevos sonidos: el del agua de las tuberías del vecino, lejanos ecos de puertas que se abren y se cierran, perros que ladran intermitentemente en el jardín, el chirrido de una urraca... 

También detecto el suave ulular del viento. Y me doy cuenta de lo alejado que he vivido de él. Como si no existiera. En la ciudad, una vez que nos metemos en harina, los fenómenos meteorológicos quedan apartados. Tanto más cuanto más dispositivos electrónicos utilicemos a diario.

jueves, 26 de mayo de 2016

Homo informaticus (II)


Como decía ayer, ya metidos en faena, me encamino al primer piso y allí me topo con el ordenador de sobremesa. También ha caído en desgracia y también va a ser retirado. Desconecto los USB's y también el resto de las conexiones: jacks de audio y sonido, jack de los auriculares y VGA. También, por supuesto, el cable de red. Ala, todo al sótano.

En esta ocasión, de momento no noto nada especial. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en los días posteriores.

Los despertadores digitales también los hago desaparecer aunque no preveo que su ausencia pueda suponer una gran molestia.

De postre, para el final, me dejo al amo y señor de la casa. Al fiel inquilino de mi bolsillo. Al rutilante aparatejo que no deja de recibir avisos y alarmas. Al alcahuete que todo lo sabe y todo lo quiere saber. Con gran pesar de mi corazón, lo destripo y con fina delicadeza le extraigo el equivalente a nuestro corazón: la tarjeta SIM.

Y en este caso si que voy a notar su ausencia. Lo tengo más claro que el agua. Seguro que lo echo de menos. Pero, bueno, qué le vamos a hacer. Hay que mantener el tipo y seguir con el plan establecido pase lo que pase.

Ahora que ya no hay ni rastro de RAMes ni de SIMes ni tampoco de HDs, ya puedo afirmar que empieza una nueva etapa en mi vida. Mañana os cuento cómo me va en este nuevo universo analógico. 

miércoles, 25 de mayo de 2016

Homo informaticus (I)

Ya iniciado el habitual calor pre veraniego, dado que el tiempo propicia también el calor en la mente  me imaginaré a mí mismo prescindiendo de todo aquello que funcione "a lo digital".

Prescindiré, en primer lugar de la tele digital del salón. Si hemos quedado en eliminar cualquier rastro de aparatejo funcionando con bits, la televisión será proscrita en primer lugar. Ya está. Eliminada.

Ahora el salón se queda en un sepulcral silencio ¿o acaso no es así? Para mi sorpresa descubro sonidos que anteriormente habían pasado inadvertidos. El rítmico ras-ras propiciado por el perro cuando se rasca, un eco lejano de las voces de mis vecinos de al lado, el trino de los pájaros y, prestando un poco de atención el ulular del viento.

A continuación fijo mi mirada en el teléfono de casa. También está digitalizado y también hay que eliminarlo. Mientras lo retiro pienso cómo recibiré noticias del exterior. Por un momento recuerdo cómo se transmitían las alegrías -y más comúnmente las desgracias- en el pueblo. De balcón a balcón. Me imagino por un momento una retirada general de teléfonos de mi urbanización y una renovada interacción vecinal transmitiendo las novedades más interesantes....

Enfilo la escalera decidido a eliminar más cachivaches. Bueno, mañana continuamos con los siguientes...

martes, 24 de mayo de 2016

Oro López Hecho

Noble decadente o algo parecido es su título
La exposición puede verse en Ibercaja Actur. Antón García Abril, 1

domingo, 22 de mayo de 2016

Más preciosidades de primavera

Desconozco cómo se llama el árbol o arbusto, pero su floración me parece espectacular

Puede encontrarse en Uncastillo, en la tría que va desde San Sebastián a la Sierra

sábado, 21 de mayo de 2016

viernes, 20 de mayo de 2016

New santoral (II). Virgen del Carmen

Patrona de los pescadores. Mi particular virgen del Carmen es una dependienta del Simply de mi barrio que siempre me atiende con presteza y diligencia.

También me da conversación. Y lo hace en su justa medida: ni se queda corta ni se entromete en lo que no le interesa.

En su particular advocación, ella vela por la tranquilidad y seguridad de sus parroquianos. La tengo presente en mis oraciones.

jueves, 19 de mayo de 2016

New santoral (I). San Ramón

Acudo a él cuando tengo algún problema con los ordenadores. Disgustos no faltan porque las máquinas siempre están prestas a estropearse en el momento más inoportuno.

En realidad San Ramón es José Ramón. Regenta una tienda de informática en el Paseo Longares y es proverbial su paciencia y tesón para desenmascarar los bits traidores.

Su última hazaña ha sido la de recuperar un archivo crítico del disco duro de mi hija que ya dábamos por perdido. Gracias a su advocación y a sus buenas artes informáticas, conseguimos traer de nuevo al redil al archivo rebelde.

miércoles, 18 de mayo de 2016

martes, 17 de mayo de 2016

lunes, 16 de mayo de 2016

Abejas (V)

Moderno, actual y muy bien documentado. Conozco al autor

Se agradece el detalle

domingo, 15 de mayo de 2016

viernes, 13 de mayo de 2016

jueves, 12 de mayo de 2016

Abejas (I)

El "Decano" de los manuales. Se publicó en 1930. Editorial Pueyo

miércoles, 11 de mayo de 2016

Rejuveneciendo

Imagina por un momento que has encontrado; has dado en la clave del misterio de la vida y has hallado la fórmula del rejuvenecimiento. Alborozado -y también presuroso- te pones manos a la obra. Me es indiferente si se trata de tragar unas pastillas, ingerir un misterioso brebaje o darte ungüento. El caso es que ya cuentas con el método y, como digo, a ello te aplicas todos los días.

Al principio los cambios no resultan muy llamativos: allí donde había una manchita ya no queda ni rastro de ella. Una pequeña arruga que desaparece. Unos pelillos que empiezan a crecer en tu brillante calva...

Los que te tratan diariamente, los que te conocen de cerca, apenas notan esos cambios imperceptibles. Sí que se han percatado de tu sonrisa mañanera y de tu andar más garboso. Estás más hablador. Resultas ahora más tratable. Eres un cielo.

Y ahora te pregunto: ¿en qué momento tu familia, tus allegados percibirán que te estás rejuveneciendo? ¿hasta dónde deben llegar los cambios para que resulten claramente perceptibles en tu entorno más cercano?

Y te hago otra pregunta más: ¿Qué crees que le ha impactado más a tu familia; los cambios físicos o tu nuevo talante?

No se tú, pero yo lo tengo muy claro. Sin lugar a dudas es tu nueva conducta, tu nuevo comportamiento lo que más llama la atención de tu mujer y tus hijos. Los cambios físicos son significativos pero se quedan en un segundo plano.

Pues nada, amigo. No le des más vueltas. Rejuvenecer está al alcance de cualquiera. No necesitas fármacos ni fórmulas magistrales. Sólo con tu voluntad de querer ser mejor y darte a los demás es más que suficiente.

martes, 10 de mayo de 2016

Árbol genealógico


Ya casi tenemos completado el árbol genealógico. Mi señora ha llevado a buen término el empeño y dibujado con absoluta precisión y pasmoso equilibrio tanto las líneas que unen estirpes como los nombres de los interesados.

Nos hemos remontado a los tatarabuelos. Pero sólo a sus nombres, fecha de nacimiento y descendencia. Sería iluso pensar que sólo con estos datos contamos con información de interés para caracterizar cómo eran, cómo pensaban y los derroteros que llevaron sus vidas.

Según se va descendiendo en la escala genealógica, ya se empieza a contar con más datos y referencias. De mi bisabuelo materno tengo alguna breve y concisa referencia escrita. De mis abuelos ya hay más material. Cuento con las fotos de sus respectivas bodas y bastante material escrito. De mis padres mucho más (la fotografía ya se había popularizado y generalizado). En mi caso, mis hijas, cuando yo ya no esté en este mundo se podrán entretener con los cientos de artículos escritos en este y otros blogs, fotos, vídeos y grabaciones varias. Lo mismo en el caso de mi mujer y nuestra historia familiar.

Aún con todo como tantas veces he comentado, sólo podrán asomarse a un atisbo de nuestro ser, una aproximación de nuestra personalidad, una imperceptible pátina de nuestra experiencia vital.

Mejor es algo que nada.

lunes, 9 de mayo de 2016

Ocho apellidos navarros


Siempre me he preguntado por el hecho de que en mi pueblo -Uncastillo- abunde tanto apellido navarro. En apariencia la respuesta es sencilla pues basta con observar que muchas de las personas poseedoras de estos apellidos están -o han estado relacionados- con el mundo de la ganadería. Ahí tenemos a los Rived, los Izaga, los Tainta, los Echeverría, los Suñén y muchos más que seguro que me dejo en el tintero. Es muy probable que muchos de los pastores que guiaban antaño los rebaños trashumantes de los valles navarros (Roncal, Velagua, etc) se asentaran en nuestro pueblo al contraer matrimonio con mozas del lugar.

Otro ámbito importante en la génesis de estos apellidos es el mundo agrícola. Recuerdo, por ejemplo, Casa Mendi, el apellido Bastida o Navarro, el de mi bisabuela paterna Melchora Artiaga y muchos más. El hecho de que en el término de Uncastillo se encuentren encastradas posesiones navarras como Petilla de Aragón o Los Bastanes también podría tener relación con esta realidad.

Y finalmente, recordar que la condición de línea fronteriza que tuvo nuestro pueblo en la restauración de fronteras frente a los dominios musulmanes en tiempos de Sancho III el Mayor (1035) también tendría que ver con muchos de los apellidos que posteriormente quedaron en el pueblo.

Tres líneas de trabajo para indagar, para investigar. Yo creo que la cosa daría para una buena tesis doctoral. A ver si hay algún/a valiente que se anima. 

domingo, 8 de mayo de 2016

La lluvia



Disfrutamos estos días de una estupenda temperatura y también de la compañía de la lluvia. El agua es indispensable para que todos los seres vivos realicemos adecuadamente nuestras funciones. Cuando llueve yo me alegro. Más todavía si pensamos en la aridez que caracteriza nuestra región: Aragón.

Y estamos tan acostumbrados a ver descender desde el cielo miriadas de gotas que nos parece del todo normal este hecho. Como también estamos habituados al viento, a las tormentas, a la niebla...

Sin embargo, haciendo uso de una visión más global, veremos que no en todos los lugares la cosa funciona así. Y no tenemos que ir muy "lejos". En nuestro propio sistema solar, tenemos ya la referencia de fenómenos parecidos a los de la tierra pero muy distintos en su composición y evolución.

Allí tenemos el caso de Titán, luna de Saturno donde llueve pero no llueve agua sino... ¡metano líquido! o el caso de Júpiter donde -según las últimas investigaciones- puede ser que llueva hollín, grafito e incluso ¡diamantes!

Si en la vecindad próxima del Sistema solar ocurren estos extraños fenómenos, no quiero ni pensar lo que nos deparará el conocimiento de lo que pasa en otros sistemas de otras galaxias.

viernes, 6 de mayo de 2016

Castejón de las Armas

Escudo heráldico, recuerdo de tiempos pretéritos

Original tirador

Graciosos arabescos en la iglesia del Salvador

Iconografía heráldica

jueves, 5 de mayo de 2016

El mesón

De cuando en cuando voy con un amigo a almorzar a un mesón. Aprovechamos la ocasión para saborear la variedad de viandas tradicionales que allí se exponen y, de paso, hablar de nuestros temas poniéndonos al día.

Y siempre me llama la atención el gran parecido, la semejanza y la similitud que se manifiesta entre este establecimiento y los mesones de la edad media. La persistencia de hábitos y rituales desde tiempos remotos.

De entrada la mayor parte de los que allí almuerzan son hombres. Casi todos ya maduros. Y el servicio está constituido por mujeres que con gran celeridad y presteza atienden las peticiones de los hambrientos clientes.

Allí se da cita la clientela ya por la mañana para materializar su particular celebración y disfrutar de la comida. Para empezar la jornada con un buen plato de jamón, una carrillera  de cerdo o media perdiz escabechada. Todo ello, por supuesto, acompañado de una cumplida ración de vino.

Está visto que los placeres terrenales y las ganas de disfrute perviven a pesar del paso del tiempo.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Las abejas y su declive

Resultado de imagen de declive de abejasCada vez me hago más consciente del maltrato que otorgamos a muchos animales. No ya de forma consciente, por supuesto, sino en forma de pequeños detalles que muchas veces pasan inadvertidos.

En el caso de las abejas, sin duda la utilización de pesticidas ha constituido una terrible afrenta hacia ellas. Como hasta hace poco se utilizaban sin control alguno, una ingente cantidad de estos insectos han sucumbido a sus catastróficos efectos.

Pero lo gordo es que todavía permanecen a la venta un auténtico aluvión de productos nocivos para ellas. Y que -con toda desvergüenza- podemos leer en sus prospectos que "son muy peligrosos para la fauna apícola".

Sólo el uso de jabón y detergentes contamina ya el agua. Los pájaros que acuden a mi jardín dejan de beber el agua remanente en el sumidero en el momento que detectan cualquier resto químico. Son prudentes, menos mal.

Pero aunque las abejas también han desarrollado mecanismos de alerta, en muchas ocasiones directamente son exterminadas por el uso intensivo que todavía se hace de los plaguicidas.

martes, 3 de mayo de 2016

Renovación del carnet de conducir

A lo largo de la vida hay hitos, jalones, que resitúan a uno y lo emplazan en el lugar que la sociedad marca a cada cual. Es el caso, por ejemplo, de la renovación del permiso de conducir. Aunque el examen no es muy complicado, una vez allí, has de dar cuenta de tus reflejos, tu vista y el catálogo de enfermedades u operaciones por las que hayas tenido que pasar. La cosa es peliaguda porque todo quedará registrado, anotado.

Me contaba el doctor cómo las personas mayores se resisten -nos resistimos- a llevar gafas a pesar de la clamorosa necesidad de corrección que presentan muchas de dichas personas.

En esta ocasión yo ya fui aprendido. En la última revisión el plazo de renovación del permiso quedó acortado a sólo tres años por mi empeño en realizar la prueba "a pelo". Así, en este último control ya acudí con las lentes y, tan ricamente, pude superar el test.

lunes, 2 de mayo de 2016

Argucias de jubilado

El hecho de disponer de tiempo, de recrearse uno en el devenir de los acontecimientos, conlleva la inesperada sorpresa de descubrir territorios desconocidos, mundos ajenos hasta hace poco.

Por ejemplo, detenerse a analizar el precio de algunos servicios. Y luego comparar entre las distintas ofertas.

Tal es el caso de lo que puede costar un café con leche y un Dónut según el lugar que elijas para tomártelo. En este ámbito gastronómico, nada como las cafeterías de las distintas facultades de la Universidad. Y si me apuráis, yo tengo una especial querencia por la Facultad de Derecho. A los precios más que ajustados hay que añadir la siempre inestimable excelente atención de las empleadas, la calidad de los productos y el esmero con que los preparan.

domingo, 1 de mayo de 2016

Día de la madre


Ya es secular el empeño de las marcas y centros comerciales en recordarnos la casi obligación de celebrar determinados días del año. Y con el inapreciable apoyo de la televisión se ve que van logrando sus propósitos.

Lo último, que me ha dejado petrificado, atónito, es el mensaje de cierta enseña perfumera insistiendo que no es suficiente con una colonia. Que ahora lo que se lleva es disponer de un variado elenco de ellas para cada momento del día.

Si he entendido bien el mensaje, esto significaría que hoy, día de la madre, tendrías que regalarle a la tuya al menos cuatro o cinco frascos de perfume para cada momento, cada situación diferente de la jornada.

Eso sí. Mejor que sean perfumes caros. Ya se han aplicado bien los publicistas para hacernos entender que, en el mundo de los aromas, cuanto más gravoso sea el producto, más amor manifiestas.