miércoles, 25 de diciembre de 2013

Todos mansos en la queue

El otro día. Voy a Decathlon. A comprarme un chándal bien de precio. Y después de mirar lo suficiente para poder elegir con más acierto, me decido por uno que se ajusta a mi presupuesto y que, aunque no me entusiasme el color, me sirve para la finalidad prevista. También adquiero una camiseta de oferta. No me puedo sustraer a la tentación. Así que me llevo las tres prendas y me dispongo a pagar.

Según me voy acercando a las cajas observo ya algo raro. Se ha establecido otro sistema de pago. Otra organización de los clientes que ya han hecho su compra. Entrar en la tienda ha sido fácil. Pero salir va a ser más complicado. De momento hay que ponerse a la cola para pagar.

Y la cola es bastante larga. Cierto que, según imagino, se hace con la idea de RACIONALIZAR el abono de los productos adquiridos. De OPTIMIZAR el desempeño de las cajeras. De ORGANIZAR las cosas como les gustan a los franchutes (los dueños de la tienda), de MODERNIZAR el sistema de compra y pago.

Pero lo que más me llama la atención es la mansedumbre de los que forman la cola. En su mayoría jóvenes. Esperando pacientemente que les toque el turno para pagar. Sin rechistar. Sin cuestionar el nuevo sistema. Sin plantearse que las cosas podrían ser de otra manera. Que Decathlon nos cobra dos veces: una en dinero y otra en tiempo.

Y mientras tanto, la voz sintetizada del nuevo aparatejo instalado, impasible, va escupiendo sus directrices a los corderillos de la cola: "siguiente cliente: puesto número 3", repito: "siguiente cliente, puesto número 3".

Y allí van obedientes, con los auriculares embutidos en la oreja, surfeando al mismo tiempo con el dedo en la pantalla táctil de su móvil. A pagar. A abonar. A rendir pleitesía al todopoderoso amo de la ropa y complementos deportivos. Nadie se plantea no hacer caso a la pantalla digital que, imperiosa, marca ya el puesto 6 a los siguientes compradores.

Y mientras tanto yo repaso mentalmente las variaciones que se podrían introducir en el sistema, siempre haciendo caso omiso al que nos obligan a aceptar. A mí me daban ganas de...

- Pagar donde está la cajera más guapa
- Entablar amena conversación con la más desenvuelta
- Preguntarles si creen que he hecho una buena compra
- Comentar sus condiciones laborales
- Preguntar por el trato de sus jefes

Y mil opciones más que se podrían ¿por qué no? plantear. Siempre, por supuesto, objetando el sistema que nos quieren imponer.

En esta ocasión no fui fiel a mi lema de responder de alguna forma ante algo que no me gusta o no me cuadra. Pero la próxima vez iré preparado y trataré de materializar de alguna forma mi pensamiento divergente.

domingo, 15 de diciembre de 2013

CAJA ESPAÑA-CAJA DUERO.. ¡VAYA TÁNDEM!

Dicen que los bancos nutren con su crédito la economía del país. Que son el corazón del sistema económico de las naciones. Los abanderados del capitalismo. Un dechado de virtudes...

Pero yo digo que cada día es más evidente la desafección de los ciudadanos hacia esas entidades. Su imagen cada vez más denostada. Su publicidad me da náuseas.

Y si pasamos a los hechos no hay un día sin otro que no nos gasten alguna mala pasada. Que nos hagan alguna jugarreta.Que cometan un nuevo abuso...

Y como botón de muestra, mi caso con Caja España con la que en su momento firmé (en mala hora) la hipoteca de un local con la famosa cláusula suelo. Pues no ha habido manera de eliminar la dichosa cláusula. Siempre hay mil y un argumentos para que no podamos recurrir ese abuso consumado. No hay forma  de evitar ser sometidos...

Evidentemente me di de baja en todas las cuentas de esa denostada entidad y solo me quedé con la libreta para pagar la hipoteca. Pero un buen día me llegó la carta anunciando que me cobrarían también comisión de mantenimiento de la libreta. El colmo de los colmos. Más apaleamiento para los canelos...

Cancelé de inmediato la libreta y me dispuse a pagar en metálico todos los meses la hipoteca para darles en los morros y que, al menos inviertan su tiempo contando los billetes y gastando tiempo y papel. Y así fue marchando la cosa hasta que.... ELIMINARON LA SUCURSAL DE MI BARRIO. Sin explicación alguna. Porque les interesaba a ellos. Pasando olímpicamente de sus clientes...

Y así, me veo impelido a acudir con mi dinero cada día 30 de mes a otra sucursal en la Plaza Aragón para abonar la dichosa hipoteca en metálico.

De manera que no puedo más que hablar mal de este tándem. De sus abusos, de su prepotencia, de su indiferencia.... Estoy deseando terminar mi relación con ellos y olvidarlos para siempre.

domingo, 24 de noviembre de 2013

La realidad oculta

Leo con asombro la última obra de Brian Green "La realidad oculta" y me sorprendo con los últimos desarrollos de los físicos más eminentes que -gracias a las matemáticas- proponen hipótesis fascinantes (pero científicas) en el ámbito de lo más grande: el universo y de lo más pequeño: el espacio de Planck (distancia que recorre un fotón, viajando a la velocidad de la luz, en el tiempo de Planck)

El método con el que trabajan estos eminentes teóricos también me parece alucinante. Van un paso más adelante de lo conocido gracias a su laborioso trabajo con las matemáticas. Con sus cálculos predicen de forma científica la existencia de nuevas partículas que, con posterioridad, acaban casi siempre descubriéndose.

Respecto al universo las ecuaciones derivadas de la teoría de las supercuerdas apuntan a una vasta colección de universos paralelos por lo que las últimas disquisiciones de los físicos teóricos estarían señalando la existencia de un multiverso en sus distintas versiones: mosaico, inflaccionario, brana, cíclico y paisaje) o, mejor aún, una espuma infinita de universos que se estarían creando y destruyendo continuamente. Difícil de creer y aún de imaginar.

Y por lo que respecta a nuestro propio universo, cada vez estamos más cerca de comprender los procesos que tuvieron lugar milésimas de segundo antes de la gran explosión, la brutal descarga de energía que reventó en forma de big bang. Cuando de nuevo se ponga en marcha el Gran Colisionador de Hadrones en Ginebra, es de esperar que algunos de estos fenómenos puedan aclararse más aún.

A pesar de mi interés por el tema, se me escapan más del 50% de los conceptos explicados pero me consuelo pensando que, al menos, soy capaz de seguir las líneas básicas de la argumentación del autor. No es poco para alguien que dedicó en su infancia muchas horas a aprender de memoria el catecismo y la enciclopedia Álvarez. Que no disponía de otra vía de conocimiento que lo que le decían en la escuela o leía en los tebeos de Roberto Alcázar y Pedrín. Por ese mismo motivo me descubro ante el imponente esfuerzo de los equipos internacionales que trabajan conjuntamente para arrebatar a la naturaleza algunos de sus enigmas mejor preservados.

Para cualquier profano, las conjeturas de los físicos teóricos pueden parecer extravagantes cuando no heréticas. Sin embargo somos muchos los que apreciamos y valoramos el esfuerzo que se ha realizado y se mantiene en la actualidad para desentrañar los misterios que encierra la materia.

Pienso muchas veces lo ciegos que estamos los humanos. Sólo pendientes de los aspectos más materiales y mundanos. Aferrados al poder y al dinero y sin pensar ni un momento en nuestro destino final como humanidad.

Faltan muchos millones de años para que se apague el sol, pero si nuestra civilización no se ha auto destruido con anterioridad, el final del planeta tierra también está asegurado. Por ese motivo considero que, desde ahora, las naciones deberían realizar un esfuerzo conjunto y unificado para extender a otros planetas la semilla de la humanidad. Olvidarnos de luchas, rencillas y enemistades. Dejar aparcadas las creencias religiosas y encarar el reto común de asegurar la pervivencia del homo sapiens y su civilización más allá de nuestro pequeño planeta.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Mi legado digital

Ya va para cuatro años que me inicié en este mundillo de los blogs y comencé a escribir entradas con cierta periodicidad. Lo que comenzó siendo un simple divertimento con el tiempo ha devenido en una interesante manera de mantenerme activo intelectualmente y, también, de sentirme en contacto con amigos, familiares y conocidos que, periódicamente, me comentan que han leído algún artículo.

El volumen de lo publicado comienza a ser importante y también el aporte de fotos y vídeos así que, de vez en cuando me pregunto qué ocurrirá con todo ello cuando yo ya no esté en este mundo.

A veces hago prospección inversa y me pregunto qué sentiría yo si mis bisabuelos/as o tatarabuelos/as hubieran tenido ocasión de contar sus impresiones y colgarlas en la red tal como yo voy haciendo con asiduidad y si hubieran complementado los textos escritos con las imágenes y secuencias de vídeo de su época. La verdad es que los que hemos tenido la suerte de vivir la explosión de Internet nos quedamos atónitos al constatar cómo sólo con un click nuestros artículos y comentarios pueden ser vistos en cualquier parte del mundo al instante. Y otro aspecto sorprendente de esta nueva experiencia es el comprobar que todo queda, que todo lo publicado permanece almacenado en la red ¿por los siglos de los siglos?

Tengo noticia de que ya existen camposantos digitales donde se trasladan todas las cuentas, escritos y publicaciones en la red de los finados así como testamentos virtualeslápidas digitales e incluso retransmisión de entierros por internet.

El caso es que, al paso que vamos cada vez más lo virtual está ganando terreno al mundo de lo real y ya en la actualidad cabría la posibilidad de crear un José Luis virtual; un avatar igualito a mí que incluso pudiera hablar con mi voz sintetizada y realizara en la pantalla movimientos similares a los que realizo habitualmente. Bastaría con escanear mi cara y el resto del cuerpo y, una vez procesado todo, trasladar ese ente digital a la red. Si damos un paso más, se podrían incluir en una gran base de datos las expresiones que utilizo habitualmente y, una vez mezclado todo convenientemente, incorporarlo también al avatar para que pudiera dar el pego en la pantalla de cualquier ordenador.

Y si vamos un poco más lejos, cabría la posibilidad de llegar a lo que ya aparecía en el capítulo de black mirror "Be right back": un robot humanoide que pudiera emular al personaje fallecido en casi todos los ámbitos de la vida.

Bueno, amigos, ahí queda mi reflexión. Vivimos tiempos increíbles donde cada vez hay menos distancia entre lo que podamos imaginar y su concreción en la realidad. Y nos esperan muchas novedades y sorpresas en el futuro en todos los ámbitos.  

domingo, 3 de noviembre de 2013

¡Que no me vengan con milongas!

Recibo periódicamente (supongo que como muchos de vosotros) propaganda publicitaria del más diverso pelaje. Y últimamente me llama más la atención la publicidad de las grandes empresas tipo Endesa, Telefónica, Ibercaja, etc.

Y el caso es que no dejo de asombrarme de la, llamémosle candidez, de las empresas publicitarias respecto a los mensajes con los que nos quieren colocar sus productos. Si nos atenemos al contenido de sus anuncios, se deben pensar que somos jilipollas, que se dirigen a deficientes mentales o que todavía estamos viviendo en la época de las vacas gordas. O todo junto a la vez.

Deben creer también que los consumidores no tenemos memoria. Que nos hemos olvidado de los enormes beneficios de esos mastodontes empresariales y de los desproporcionados sueldos de sus directivos. De los atropellos que han cometido y siguen cometiendo. Que pueden seguir campando a sus anchas como si aquí no hubiera pasado nada.

Y no puedo menos que soltar algún improperio cuando leo, veo o escucho sus almibaradas y desafortunadas recomendaciones:

- Que si te ofrecemos un regalo que te interesará seguro
- Que en Ibercaja pensamos en tí
- Que queremos regalarte más tiempo para hablar (por teléfono)
- Que si el Santander te devuelve dinero
- Que puedes conseguir hasta 100€ al contratar tu seguro del hogar

Pero.... ¿De verdad piensan que con esos mensajes van a convencer a alguien? ¿Han analizado con rigor la presión emocional que han sufrido y sufren los consumidores del mercado al que se dirigen? ¿No sería mejor que empezaran por pedir perdón por todos sus desmanes y bajaran los precios de los productos o servicios que, en régimen de cuasi monopolio nos imponen de manera desproporcionada?

Menos mal que, con estas grandes empresas, también me reservo mis estrategias de contestación y no dejo pasar una:

- Ante publicidad radiada contestación airada
- Publicidad impresa: dejarla sobre la mesa (y, a continuación rasgarla en trocitos bien pequeños)
- Publicidad en televisión: de esa me río yo
- Anuncios en carretera: mirarlos no vale la pena
- Publicidad en el buzón: de esa rápido me deshago yo

Os recomiendo, amigos, que practiquéis esta terapia anti-publicidad contra las empresas abusivas. Que se vayan enterando que no nos chupamos el dedo. Que vean que les enseñamos los dientes. Entre todos podemos conseguir que, al menos, se enteren que no somos mansos corderos.

domingo, 27 de octubre de 2013

Jaraba. Ruta de los balnearios

Os dejo unas fotografías de la salida del pasado domingo, 20-10-13 desde Jaraba a Calmarza y vuelta a Jaraba. Un excelente día, una estupenda organización y la compañía de buenos amigos para disfrutar juntos de esos 22 km de recorrido.

Con el amigo Serafín, preparados para la salida
Panorámica desde el mirador de los buitres


Proximidades del Cerro del Hoyo

El grupo se va estirando

Contraste luz-sombra

Pozo redondo en Calmarza


domingo, 13 de octubre de 2013

Escapada a Valderrobres

Esa mirada altiva...esa sonrisa burlona....
¡Horror! me he sacado una autofoto
en la que me doy un cierto aire a Wert
Aprovechando que Wert, de momento, no amenaza con arañar las vacaciones docentes, nos escapamos jueves y viernes de la semana del Pilar con la idea de realizar un primer acercamiento a la Comarca del Matarraña. La iniciativa no ha podido ser más afortunada dadas las agradables sorpresas que nos ha deparado esta corta estancia.

El viaje de Zaragoza a Valderrobres no se hace nada pesado. Son, en total, unos 150 km con un descanso en Hijar para tomar un café. Allí nos topamos con una comitiva fúnebre que acompañaba al infortunado/a hasta su postrer destino. Estas coincidencias siempre le dejan a uno con un regustillo amargo al contemplar el triste evento aunque enseguida retomamos el contacto con la vida vía cortado y algo dulce para acompañar.

Subimos de nuevo al Yaris y poco a poco el paisaje se fue tornando más cálido y mediterráneo. La compañía de olivos y almendros daba fe de la cercanía del Mare Nostrum. Al llegar a la capital del Matarraña múltiples establecimientos comerciales y hosteleros se ven abiertos y un animado ir y venir de gente por la calles nos confirma el espíritu emprendedor de sus habitantes.

Un rápido paseo por la villa nos evoca de inmediato avatares y afanes de la edad media. Todo el pueblo constituye un magnífico conjunto medieval muy bien conservado. La gente habla con naturalidad en catalán y también con total naturalidad se pasan al español en cuanto les preguntas cualquier cosa.

De camino hacia nuestro lugar de alojamiento pasamos por la librería Serret que está muy bien surtida de periódicos, libros y todo tipo de material de papelería. Llegamos finalmente a la calle Barbastro y recalamos en los apartamentos Lagaya. Carlos, su propietario nos saluda amablemente y nos da todo tipo de explicaciones para que nuestra estancia sea provechosa y satisfactoria.

No quiero ser prolijo en más detalles de la escapada aunque para los que os animéis os recomiendo:

- Comer en La Angeleta
- Visitar el museo de la miel en Arnes (provincia de Tarragona), a 13 km de Valderrobres
- Visitar la hermosa localidad de Beceite y ¡como no! pasear por la orilla de las límpidas aguas del Matarraña en el paraje de "El Parrisal"

Os dejo unas fotos del evento:


Imponentes castillo e iglesia de Valderrobres
Arcos medievales en Beceite

Panorámica en El Parrisal



Iglesia de Arnes

jueves, 3 de octubre de 2013

Camino del Ebro. Tramo 29.1. Alborge- Sástago

Con un poco de retraso relato esta nueva etapa del camino del Ebro. Etapa, por cierto sencilla y fácil de realizar, máxime si -como fue el caso- vas en buena compañía y platicando relajadamente a lo largo del recorrido.

En total realizamos 8,4 km. y también visitamos la ermita de Montler. Las vistas muy interesantes, destacando los contrastes entre las áridas rocas calcáreas del monte y el sotobosque de la ribera del río.

El conocimiento especializado de los amigos Marcelino y Jesús en sus respectivos ámbitos de la biología y la veterinaria supuso un aditamento de primer orden en el enriquecimiento de la experiencia. Las anécdotas y comentarios de sus respectivas esposas también contribuyeron en buen grado a generar el ambiente apropiado para disfrutar de lo lindo el camino. Una deliciosa jornada con unos estupendos compañeros de viaje.

El padre Ebro discurriendo con calma por sinuosos parajes
Vista general de los meandros de Sástago


Leyenda infantil-piadosa en el camino de la ermita
Atravesando un puente muy rústico
Pueyo y Marcelino en un receso del camino

Foto de grupo en la portada de la iglesia de Alforque. Testigo mudo de muchos avatares históricos

domingo, 15 de septiembre de 2013

Arranca el nuevo curso 13-14

Los que vivimos pegados al mundo de la enseñanza medimos el tiempo por cursos y no por años, así que ya hemos iniciado el "año" 2013-2014 y de nuevo la maquinaria se pone a rodar.

Con menos profesores, con más alumnos por aula, con menos recursos económicos para una comunidad educativa que contempla -atónita- cómo se escatima en algo básico y vital para un país como es la educación.

Aunque, bien pensado, no deja de ser una paradoja que las mejores cabezas, los más preparados tengan que dejar el país porque aquí no hay un hueco para ellos. Este hecho constituye -a mi entender- una auténtica hecatombe; algo parecido a lo que ocurrió en la guerra civil con los intelectuales y los investigadores más brillantes abandonando a la fuerza su país. Y lo peor de todo, ante la impasibilidad de los gobernantes y teniendo que escuchar la coletilla de que "es bueno que la gente salga fuera", que lo sería siempre y cuando la formación obtenida allende nuestras fronteras retornara y sirviera para mejorar las industrias, las ciencias y el listón de la investigación nacional.

Empieza el curso con apaños para intentar que los alumnos aprendan inglés. Aunque los que pregonan la importancia de dominar este idioma hagan el ridículo más espantoso en cuanto su avión hace escala en un aeropuerto internacional. No son capaces de manejarse en el idioma anglosajón ni es previsible que lo aprendan a estas alturas. Lo cual es otro indicador de la perentoria necesidad del cambio generacional en política. Por cierto que no deja de ser curioso que ellos (los políticos) escapen del ineluctable destino de la gran mayoría de parados mayores de 45 años: no encontrar trabajo. En ese mundillo el puesto lo tienen asegurado. Aunque tener el puesto no significa que realmente trabajen.

Y empieza el curso con unos alumnos que han vivido en sus carnes la crisis desde el 2008. Y que tienen que echarle mucha moral a la hora de esforzarse y estudiar porque no es que abunden -precisamente- los ejemplos mediáticos de tesón y motivación.

El curso arranca... la vida sigue.... y la voluntad de conseguir mejor formación y más cualificación se sigue manteniendo en la mayoría de las personas que -este año académico- empiezan o continúan sus estudios.

martes, 27 de agosto de 2013

GR 99. Camino del Ebro. Etapa 29

Ayer fue un día especial. Retomé mi decisión de continuar recorriendo el Camino del Ebro poco a poco y por tramos. Y lo hice en compañía de una de mis hijas. También nos llevamos a la perrita. Fue una experiencia fantástica.

Siempre me ha llamado la atención descubrir tierras ignotas, pasear por lugares nunca hollados y conocer enclaves en los que nunca antes haya estado. Así que, miel sobre hojuelas, sobre las 10 de la mañana iniciamos el recorrido de la etapa 29: Velilla de Ebro-Alforque-Alborge-Sástago.

Hay que decir que no llegamos hasta el final de la etapa en Sástago. Tenía compromisos por la tarde y no podía faltar, así que, de momento, fueron suficientes los 15 Km recorridos desde el inicio hasta Alborge

Muchas y variadas fueron las emociones que experimentamos durante el recorrido. El día estaba estupendo. El hecho de ir caminando y hablando de todo un poco con mi hija también me encantó. Íbamos de buen humor y nos reímos haciendo chanzas y bromas de muchas cosas. Esta mezcla de ejercicio físico, contacto con la naturaleza y buen rollo paterno-filial es, en sí misma, terapéutica. Os la recomiendo.

A modo de muestra, incluyo unas cuantas tomas del recorrido. Y dos vídeos en los que se constata la bendición que supone el agua para estas áridas tierras. Desde luego merece la pena caminar por la senda del Ebro.

Iniciamos el camino en Velilla de Ebro
Comienzo etapa 29

Noria de Velilla

Cartel indicador
Cabaña escachada

Ebro bifurcado

Cartel indicador
Padre e hija

Panorámica desde Alforque
El Ebro se heló (I)

El Ebro se heló (II)



Simbolismo: llevando el timón en el curso del río de la vida


Iglesia de Alborge


video



video






viernes, 23 de agosto de 2013

Cambio imparable

Varios acontecimientos que me han acaecido durante estas últimas semanas me confirman que el mundo camina hacia cambios sustanciales de una forma imparable. Y el denominador común de todos ellos es la tecnología. La tecnología está modificando drásticamente la forma de relacionarnos, la manera de producir servicios y bienes de consumo, la forma de viajar, de conocer el mundo...

video
El pasado jueves, día 15 de agosto, iba tranquilamente dando un paseo con mi bicicleta cuando, al pasar el puente peatonal prolongación de la calle Cineasta Adolfo Aznar me encontré con que parte de la autopista A330 (Avenida de los Pirineos) se había inundado de agua. Ya se habían personado los servicios de policía y los bomberos para intentar arreglar el desaguisado y observé que varias personas que por allí pasaban, habían desenfundado sus móviles para dejar constancia del hecho. Yo también me sumé al grupillo de reporteros aficionados y tomé unas cuantas imágenes para dejar constancia del hecho.

Si hubiera dispuesto de conexión a Internet, de inmediato ese vídeo lo podía haber transmitido a cualquier parte del mundo. Es evidente que vivimos ya la era de la aldea global. En cualquier momento, cualquier situación, cualquier hecho relevante puede ser expandido en el acto por el mundo entero.

El segundo evento de interés ha sido la visita a varias naves-almacenes chinos ubicados en el polígono de Cogullada. Queríamos comprar unos encargos de papelería y hasta allí nos desplazamos para ver la oferta que tenían.

Mi sorpresa fue mayúscula al comprobar la magnitud de la oferta de productos disponibles en estos establecimientos. Y la diferencia sustancial de precios cuando se compra al por mayor. Podemos pensar en cualquier utensilio: sarten, cuchillo, vajillas, ambientadores, lámparas, bombillas, velas, toallas, sábanas, desodorantes, papel de baño.... Tienen de todo. Nada se escapa de ser producido en China.

Ante tal avalancha de productos a precios tan reducidos, no puede uno dejar de pensar qué podemos fabricar en nuestro país que pueda competir con ellos. No tengo la menor idea de cual puede ser la estrategia a medio-largo plazo para que nosotros podamos producir algo que tenga salida en el mercado internacional. O nos ponemos las pilas y echamos mano -de verdad- de nuestra creatividad o se nos van a comer con patatas.

El tercer elemento de reflexión lo constituye la finalización de la  lectura del libro "La física del futuro" de mi siempre bien ponderado Michio Kaku. En sus 526 páginas nos expone de forma brillante y comprensible una previsión de cómo puede evolucionar el mundo en los próximos cien años, tocando los temas más actuales como son los ordenadores, la inteligencia artificial, el futuro de la medicina, la nanotecnología, el futuro de la energía, el futuro de los viajes espaciales, el futuro de la riqueza y, en definitiva, el futuro de la humanidad.

Es un libro de los que hay que volver a leer porque refleja de una forma sólida y muy bien documentada por donde van a ir los tiros en los próximos años. Y lo que se avecina constituye una verdadera revolución.


Lamentablemente parece que en nuestro país nos estamos durmiendo en los laureles. La bonanza del verano, las playas y los chiringuitos funcionan a modo de anestesia y así, de momento, no nos damos mucho mal. No digo yo que no haya que descansar ni divertirse y pasar buenos ratos pero creo que no podemos perder ni un minuto más en debates estériles ni circunloquios vacuos. Tenemos ante nosotros un reto de primera magnitud y una tarea ingente por cumplir. Debemos ponernos manos a la obra y sacudirnos la rutina, la ociosidad y la falta de iniciativa. Mantener el pulso de las iniciativas que podamos poner en marcha. Aprender de lo exitoso de otros países...

El espejismo del notable incremento de turistas este verano no debe ocultar la necesidad de buscar vías y fórmulas para generar riqueza en nuestro país. Formación, trabajo, constancia, esfuerzo y creatividad. También liderazgo. ¿Seremos capaces de salir adelante?

miércoles, 14 de agosto de 2013

Virgin Active. Un gimnasio bien gestionado.

Ayer me invitó mi hija pequeña a una sesión en el gimnasio Virgin Active al que acude periódicamente. Era una visita de prueba, para ver las instalaciones, las actividades que realizan y cómo se organizaban. Tan bien me había hablado del gimnasio que quería comprobar por mí mismo las bondades del centro.

La experiencia no ha podido ser más agradable. Desde el primer momento, empezando por la exquisita atención de los empleados en la recepción y continuando con el sosegado ambiente que se respira por todo el recinto, me sentí como en mi casa.

Una vez cambiados y equipados con la vestimenta adecuada, empezamos con la bicicleta estática aupándonos a unas sofisticadas máquinas que registran en todo momento los más variados parámetros del usuario: calorías consumidas, velocidad, grado de esfuerzo, nivel de objetivo propuesto alcanzado, etc. Y continuamos con otro modelo de bicicleta con un respaldo más inclinado que medía parámetros parecidos. Enfrente de nosotros había unas cuantas pantallas de tv y, si lo hubiéramos deseado, podíamos haber conectado unos cascos para escuchar el audio al tiempo que pedaleábamos.
relación calidad precio en los Gimnasios Virgin Active
Finalizado este breve calentamiento, acudimos a una sesión de estiramientos en una sala muy bien acondicionada y excelentemente orientada. El monitor nos iba mostrando con mucho tino las distintas posturas que debíamos adoptar al tiempo que una suave música oriental iba destilándose por todo el recinto. Yo era el único varón en el grupo y no precisamente el más ágil, así que, mentalmente, me comprometí a trabajar este ámbito en posteriores ocasiones.

Terminada la sesión postural oriental nos encaminamos al spá donde nos deleitamos en sus cálidas aguas y probamos durante largo rato todo tipo de chorros y burbujas. Tan a gusto me encontraba y tan relajado que parecía que estuviera en el mismo paraíso. Aún así acepté la sugerencia de mi hija de probar las dos saunas: la húmeda y la seca. Ambas experiencias resultaron, asimismo, impactantes y muy gratificantes.

Vuelta de nuevo al spá y aún realicé otra nueva excursión a la sauna húmeda en la que, entre vapores y música relajante, se desleía un suave aroma a menta. Al salir de la ducha, el que lo deseaba, podía darse unas fricciones con hielo escarchado elaborado de forma automática por una máquina preparada al efecto.

Una nueva ducha, esta vez con agua más fría, marcó el final de la experiencia. Nos vestimos y, al salir, un consultor del gimnasio me preguntó, amablemente, cómo me había ido y me detalló precios y condiciones por si quería repetir la experiencia de forma más continuada.

Para los que somos de pueblo y hemos vivido habitualmente enfocados al trabajo este tipo de experiencias siempre representan una nueva dimensión. En lugar de identificar ejercicio con trabajo físico, aquí se trata de disfrutar sin más, de recrearse en una variada gama de emociones. De dejarse llevar. La sofistificación de máquinas, aparatos y equipamientos va en aumento y se incrementa día a día. Los seres humanos somos insaciables en nuestro afán de probar nuevos métodos, de experimentar nuevas sensaciones...

Y desde luego este entorno no se crea así por las buenas, de la noche a la mañana. Está todo muy bien pensado y planificado. Los dirigentes del gimnasio saben lo que llevan entre manos. Han conseguido un alto nivel de satisfacción entre la clientela. La notable afluencia de usuarios que observé, da fe de ello.

Muchos negocios y muchos empresarios deberían tomar nota de este hecho: los consumidores cada vez exigimos más y pedimos la excelencia en productos y servicios. Y si no nos la dan, simplemente no repetimos. No es el caso del gimnasio Virgin al que, con toda seguridad, volveré.

¡Feliz verano, peripleros!