martes, 27 de agosto de 2013

GR 99. Camino del Ebro. Etapa 29

Ayer fue un día especial. Retomé mi decisión de continuar recorriendo el Camino del Ebro poco a poco y por tramos. Y lo hice en compañía de una de mis hijas. También nos llevamos a la perrita. Fue una experiencia fantástica.

Siempre me ha llamado la atención descubrir tierras ignotas, pasear por lugares nunca hollados y conocer enclaves en los que nunca antes haya estado. Así que, miel sobre hojuelas, sobre las 10 de la mañana iniciamos el recorrido de la etapa 29: Velilla de Ebro-Alforque-Alborge-Sástago.

Hay que decir que no llegamos hasta el final de la etapa en Sástago. Tenía compromisos por la tarde y no podía faltar, así que, de momento, fueron suficientes los 15 Km recorridos desde el inicio hasta Alborge

Muchas y variadas fueron las emociones que experimentamos durante el recorrido. El día estaba estupendo. El hecho de ir caminando y hablando de todo un poco con mi hija también me encantó. Íbamos de buen humor y nos reímos haciendo chanzas y bromas de muchas cosas. Esta mezcla de ejercicio físico, contacto con la naturaleza y buen rollo paterno-filial es, en sí misma, terapéutica. Os la recomiendo.

A modo de muestra, incluyo unas cuantas tomas del recorrido. Y dos vídeos en los que se constata la bendición que supone el agua para estas áridas tierras. Desde luego merece la pena caminar por la senda del Ebro.

Iniciamos el camino en Velilla de Ebro
Comienzo etapa 29

Noria de Velilla

Cartel indicador
Cabaña escachada

Ebro bifurcado

Cartel indicador
Padre e hija

Panorámica desde Alforque
El Ebro se heló (I)

El Ebro se heló (II)



Simbolismo: llevando el timón en el curso del río de la vida


Iglesia de Alborge











1 comentario:

  1. Precioso reportaje, amigo José Luís, buenas fotografías y buenas armonías de padre e hija. Las grandes zonas del Ebro, zonas por descubrir, pero que veo que están muy mimadas por los ayuntamientos. Buen comienzo de curso. Un abrazo de Javier.

    ResponderEliminar