jueves, 3 de octubre de 2013

Camino del Ebro. Tramo 29.1. Alborge- Sástago

Con un poco de retraso relato esta nueva etapa del camino del Ebro. Etapa, por cierto sencilla y fácil de realizar, máxime si -como fue el caso- vas en buena compañía y platicando relajadamente a lo largo del recorrido.

En total realizamos 8,4 km. y también visitamos la ermita de Montler. Las vistas muy interesantes, destacando los contrastes entre las áridas rocas calcáreas del monte y el sotobosque de la ribera del río.

El conocimiento especializado de los amigos Marcelino y Jesús en sus respectivos ámbitos de la biología y la veterinaria supuso un aditamento de primer orden en el enriquecimiento de la experiencia. Las anécdotas y comentarios de sus respectivas esposas también contribuyeron en buen grado a generar el ambiente apropiado para disfrutar de lo lindo el camino. Una deliciosa jornada con unos estupendos compañeros de viaje.

El padre Ebro discurriendo con calma por sinuosos parajes
Vista general de los meandros de Sástago


Leyenda infantil-piadosa en el camino de la ermita
Atravesando un puente muy rústico
Pueyo y Marcelino en un receso del camino

Foto de grupo en la portada de la iglesia de Alforque. Testigo mudo de muchos avatares históricos

3 comentarios:

  1. José Luis, muchas gracias por invitarnos a compartir la jornada contigo, lo pasamos realmente bien. Esperamos que pronto podamos repetir juntos otra caminata tan agradable e interesante como la del pasado sábado. Un fuerte abrazo, Mapi y Jesús

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vosotros por vuestra compañía y entusiasmo. JL

    ResponderEliminar
  3. Veo, amigo José luis, que no paras de recorrer territorios, el de Ebro siempre te ha entusiasmado...," la vida son los ríos que van a dar a la mar "..., "y allí se refujiaron las tribus, en su riberas para pescar y alimentarse de sus limos..., esas buenas gentes del Ebre ". Yo me identificaba con el río Riguel, o el barrranco de Ubío,..., y ellos..., ¡¡ jodo !!, con el más grande..., ya podrán. Esos pueblos también tendrán cientos de historias que contar.Un abrazo de Javier, y felices fiestas del Pilar.

    ResponderEliminar