domingo, 8 de mayo de 2016

La lluvia



Disfrutamos estos días de una estupenda temperatura y también de la compañía de la lluvia. El agua es indispensable para que todos los seres vivos realicemos adecuadamente nuestras funciones. Cuando llueve yo me alegro. Más todavía si pensamos en la aridez que caracteriza nuestra región: Aragón.

Y estamos tan acostumbrados a ver descender desde el cielo miriadas de gotas que nos parece del todo normal este hecho. Como también estamos habituados al viento, a las tormentas, a la niebla...

Sin embargo, haciendo uso de una visión más global, veremos que no en todos los lugares la cosa funciona así. Y no tenemos que ir muy "lejos". En nuestro propio sistema solar, tenemos ya la referencia de fenómenos parecidos a los de la tierra pero muy distintos en su composición y evolución.

Allí tenemos el caso de Titán, luna de Saturno donde llueve pero no llueve agua sino... ¡metano líquido! o el caso de Júpiter donde -según las últimas investigaciones- puede ser que llueva hollín, grafito e incluso ¡diamantes!

Si en la vecindad próxima del Sistema solar ocurren estos extraños fenómenos, no quiero ni pensar lo que nos deparará el conocimiento de lo que pasa en otros sistemas de otras galaxias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario