lunes, 15 de junio de 2015

Relativizando las cosas


Desde luego, como tantas veces se ha dicho, viajar y conocer mundo te abre la mente un montón. Y pone muchas cosas que dabas por supuestas en su sitio.

Ayer me tocaron de compañeros en la academia el albanés y uno nuevo que era natural del Punjab. Vino a clase -muy digno él- con su larga barba y su turbante blanco. Naturalmente no  tenía ni idea de dónde estaba Zaragoza, pero tampoco sabía nada de Madrid. Sólo conocía el Club de Fútbol Barcelona.

Hoy también he tenido compañeros variados: un vietnamita, una señora afgana, una china y el señor pakistaní de hace dos días.

Cuando hicimos las presentaciones y el habitual Where do you come from?, me encuentro con que la china no tiene ni idea de que exista España y me pregunta si allí también hablamos en inglés. Yo, por una parte alucinando y por otra, dándome cuenta que -muchas veces- el etnocentrismo cultural hace que creamos que somos el centro del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario