lunes, 1 de junio de 2015

A vueltas con los certificados digitales






















Hoy me las he tenido que ver con los certificados digitales. Ya la palabra certificado te pone un poco en guardia pero el añadido "digital" remacha de forma alarmante el recelo del usuario.

Mi viejo ordenador con sistema operativo XP ya no "soporta" las exigencias de la oficina electrónica del Ministerio de justicia pero tampoco el navegador ni el plugin de Java son soportados. Se me requieren unos sistemas más actualizados para realizar las gestiones. El caso es que yo tampoco soporto tanto embrollo. No nos soportamos mutuamente.

Vivimos un poco empujados por la urgencia de actualizar nuestras máquinas de cómputo. Y por el frenesí de miles si no millones de mentes informáticas que un día sí y otro también inventan nuevos programas, definen unos nuevos requisitos o bien propagan nuevos virus informáticos...

Yo veo que mi tía que no tiene móvil ni ordenador (ni piensa tenerlos), a sus ochenta y tantos está muy cabal y feliz. Sospecho que pronto el no tener tanto aparatejo constituirá un indicador de felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario