domingo, 19 de junio de 2016

Marchas militares

Recientemente me ha regalado un amigo un DVD de marchas militares. Todo un detallazo que, desde aquí le agradezco de nuevo. Allí está representado lo más granado de los himnos nacionales de diversos países y también muchos otros de diferentes armas del ejército español así como canciones emblemáticas que, en su momento, sirvieron para arengar a uno u otro bando de la guerra civil.

La reproducción de estas marchas produce un efecto hipnótico, casi diría que narcótico por sus contundentes acordes y por la reiteración de la cadencia, del ritmo acompasado característico de este tipo de música.

Yo destacaría la percusión como el elemento más característico y diferenciador de las marchas militares. La contundencia del bombo y el tambor marcan el ritmo al que, supuestamente, deberían desfilar los soldados. Bien alineados y manteniendo el paso, por supuesto.

El espíritu gregario habitual en muchos ámbitos de la naturaleza, presenta -en el caso de los humanos- su mejor estampa, en los desfiles militares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario