jueves, 27 de agosto de 2015

Sobre las familias

Que cada uno de nosotros somos herederos, en gran medida de la atmósfera, del ambiente que hemos vivido en nuestras respectivas familias, es, claro está, una evidencia,

Lo que a veces perdemos de vista son las abismales diferencias en los sistemas de valores de cada unidad familiar.

En unas prima el afán de conseguir dinero y abundancia económica y todo se organiza en función de esta finalidad. En ocasiones, tanto es el empeño en lograr este objetivo que prácticamente no queda tiempo para tratar otras cuestiones con lo que los hijos quedan privados de la posibilidad de explorar otros mundos de la variada panoplia axiológica humana.

Otras viran hacia el arte o la música y todo se ordena en base a esa ilusión común. Otras se centran en la solidaridad hacia los menos favorecidos, otras son risueñas y básicamente positivas al enfrentar el día a día...

Tanta es la variedad de familias que, como consecuencia de ello, también lo es el perfil de personalidad de los distintos individuos que poblamos el planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario