viernes, 28 de agosto de 2015

Cabeceras de comarca


Los pueblos de Aragón viven un progresivo decaimiento. No hay relevo generacional y nuestros mayores van desapareciendo. Los huertos que antaño estaban bien cuidados y mantenidos se van convirtiendo en eriales sin cultivar que nada producen. Las casas familiares se van cerrando. Poco a poco la población va disminuyendo...

En las distintas comarcas de Aragón sólo se salvan sus cabeceras. Allí es donde, al menos se ve un atisbo de actividad económica. La población se concentra en estas localidades esperando disfrutar de un mínimo de servicios, soñando con un futuro mejor.

La sociedad se va configurando de esta forma. Y nos tendremos que acostumbrar al progresivo declive de nuestros pueblos.

1 comentario:

  1. Desgraciadamente va a ser así si no lo remedia la imaginación de la gente y el cambio de vida prefiriendo la tranquilidad a las grandes concentraciones. Nosotros vemos el prisma al trasluz de las ausencias, cada vez vemos más que los mayores desaparecen y los jóvenes no permanecen en las casas. Todo esto daría para preguntarse por el motivo, y creo, que saldrían causas muy determinantes. Un saludo de javier

    ResponderEliminar