lunes, 24 de agosto de 2015

Reprocesamiento

Resultado de imagen de formación estelaresDesde el comienzo de los tiempos, cuando las primeras estrellas se fueron encendiendo, el material primordial existente en las nubes interestelares -el hidrógeno y el helio- fue procesándose en fabulosos procesos de fusión que, en ocasiones, al terminar su secuencia principal, dieron como resultado nuevos elementos químicos.

La explosión de una supernova, por ejemplo, enriquece el espacio que la rodea  con elementos pesados que, a su vez, pueden componer nuevas nubes interestelares de polvo y gas que, después de un cierto tiempo, podrán, a su vez, formar planetas.

Lo mismo ocurre con todos los seres vivos. Cuando mueren, sus restos se reprocesan para alimentar otros organismos o bien para generar nuevos elementos.

La propia historia de la tierra está plagada de ejemplos en los que, gracias al reprocesamiento, poco a poco condujeron a un nuevo estadio, otro peldaño más en el interminable recorrido hacia la inteligencia.

Quizás la finalidad del reprocesamiento sea, precisamente, generar inteligencia. De tal manera que, con el paso de miles de millones de años, el universo entero se vaya haciendo más inteligente.

¿Y que se consigue con un universo más inteligente? Todavía no me he puesto a pensar en ello. Quizás entonces seamos capaces de viajar a otras dimensiones ¿Para qué? Pues, como siempre, para saciar nuestra necesidad de saber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario