lunes, 12 de mayo de 2014

Elogio a las piedras

Nos las encontramos por todas partes, pero habitualmente no hacemos mucho caso. Las hay de todo tipo y pelaje: de forma redondeada, puntiaguda, con colores, decoloradas, grandes, pequeñas, medianas.... de mil y una texturas.


Sí, amigos, esta entrada va dedicada a las piedras. Aunque siempre las clasificamos como objetos inanimados no podemos perder de vista que también ellas son el producto de los cambios y modificaciones que se han ido operando desde la génesis del universo hace millones y millones de años. Son hermanas nuestras. Tanto ellas como nosotros, todos nos hemos gestado a base de convertir y reconvertir el hidrógeno primordial en los hornos estelares. A base de explosiones de supernovas, de choques de galaxias, de sufrir los empellones de la energía y la materia oscuras.

Nuestra historia común ha sido muy violenta. Visto con la perspectiva de millones de años desde el inicio, sólo a base de grandes desgarramientos y enormes cataclismos, ha sido posible que ahora compartamos este tiempo común. Gracias a que, en algún momento, los restos de la explosión de una estrella (o de varias de ellas) y a la ayuda de grandes nubes de gas intergaláctico, comenzaron a agruparse para constituir nuestro actual sistema solar y, en tercer lugar, por cercanía al sol, nuestra madre tierra y todo lo que existe en ella. ¡Maravilloso!



Aunque, a decir verdad, en principio, al universo ni le van ni le vienen los términos humanos ya que desconoce la escala de nuestros pensamientos más profundos. Que se sepa, por el momento, no se detecta ningún "plan".

Y si nos trasladamos a la escala microscópica, todavía nos quedamos más estupefactos según nos vamos adentrando en las más íntimas profundidades de la materia, según vamos accediendo a las partículas más pequeñas... los electrones, los quarks... Todas ellas componiendo una maravillosa sinfonía que va conformando la materia...

Así que, a lo largo de la semana os iré presentando a algunas de estas amigas que encuentro en mi camino al trabajo todos los días. Y os relataré su historia -la que yo imagino- de cada una de ellas.

Empieza pues la ¡SEMANA DE LAS PIEDRAS!

1 comentario:

  1. ¿Por favor podrías decirme como se llaman estas piedras?

    ResponderEliminar