domingo, 26 de julio de 2015

La banca por Internet

Con este son ya más de cinco años los que llevo afiliado a la banca a través de Internet. No hay más que una oficina presencial en Zaragoza, pero apenas la uso. Todos los trámites usuales los puedo realizar con rapidez y comodidad desde mi casa.

Afortunadamente he podido dejar atrás rostros adustos y malos modales habituales en las oficinas presenciales de las entidades convencionales. Y también se ha quedado atrás ese pseudo paternalismo propio de tiempos decimonónicos cuando, por el motivo que fuera había que hablar con el director.

Aquí me siento dueño y señor del destino de mis dineros. Los puedo mover con suma facilidad y toda la información que se ofrece es prístina. A nadie tengo que dar ni pedir explicaciones.

Todavía dispongo de dos cuentas abiertas en entidades "presenciales" pero estoy deseando ultimar algunos asuntos pendientes y, cuanto antes finiquitar esta fastidiosa relación, esa tediosa carga.

El día que por fin mi economía discurra en su totalidad por derroteros virtuales lo celebraré tomándome una buena tapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario