viernes, 3 de julio de 2015

El whatsapp


No cabe duda que los medios de comunicación instantáneos tipo whatsapp han constituido una revolución de las comunicaciones. En mi familia todos lo usamos con profusión. Nos permite interaccionar de forma inmediata con nuestros familiares, amigos y conocidos. Es genial.

Pero al igual que otro tipo de recursos que utilizamos por Internet, todo cuanto decimos y explicamos por esta vía queda, definitivamente, grabado y archivado. Es lo que tiene el mundo digital. Todo queda configurado en base a ceros y unos. A diferencia del mundo analógico, aquí los matices quedan desdibujados.

Y lo que escribí en un momento de nerviosismo, de enfado, de abatimiento, o de excesiva excitación, allí queda escrito y guardado con sus puntos y sus comas. Para bien y para mal.

Yo creo que se acerca el día -ya avanzado en un capítulo de Black Mirror: "The entire history of you- en el que la vida entera de las personas podrá ser grabada, registrada y recuperada al instante en el punto que se desee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario