miércoles, 13 de abril de 2016

La revolución digital

Resultado de imagen de revolución digitalEn el número de abril de la revista Investigación y Ciencia viene un informe titulado "¿Democracia digital o control del comportamiento?" que no puede dejar inerme a nadie. Allí se dice, por ejemplo, que "La cantidad de información que producimos se duplica cada año. Dicho de otro modo: en 2016 generaremos tanta información como en toda la historia de la humanidad hasta 2015".

Y también se nos avisa de que "las búsquedas por Internet y las sugerencias personalizadas pueden emplearse para influir de manera inconsciente en el comportamiento del individuo, lo que las convierte en una poderosa herramienta de control social."

Todos los días tenemos ocasión de comprobar la potencia y complejidad que están adquiriendo los ordenadores. No hace falta ir muy lejos. Nuestro propio ordenador personal se ha convertido ya en un fabuloso centro de cómputo de datos y de acceso a las más variadas funcionalidades. Con el agravante de que cada "click" que hacemos queda, de alguna manera, también registrado.

Hoy mismo me encontraba ordenando unas fotografías. Aquellas que son anteriores a la "explosión digital" -las que se hacían en el papel fotográfico de toda la vida- todavía conservan el carisma de documento gráfico único, de testimonio privilegiado de momentos ya pasados. Pero amigo mío, al dotar a los móviles con cámara digital y una memoria casi ilimitada, todo ha pasado a ser susceptible de ser fotografiado. Ya no cabe poner orden en el maremágnum de imágenes almacenadas en el celular.

De la experiencia he colegido que, poco a poco es necesario cambiar los esquemas y adoptar nuevos paradigmas. Ahora se puede almacenar la vida entera de una persona en un archivo de vídeo. Es posible. Es factible. Eso ya lo dice todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario