jueves, 3 de septiembre de 2015

Two advantages

Según van pasando los días en mi nuevo estado de jubilado, voy apreciando matices y aspectos diferenciales entre mi actual situación y la anterior. Y los aspectos que destacan ahora con más claridad son los referidos, especialmente, al uso del libre albedrío.

Sabido es que esta sociedad tiene que organizarse con normas, leyes y reglamentos. Pero también se sabe desde hace mucho tiempo que el bien más preciado del ser humano es su libertad. Por eso, destacaría el hecho de poder disponer de mi tiempo libremente como una de las mayores ventajas de mi jubilación. Y, por supuesto, el hecho de no tener que dar cuentas a nadie, también es otro componente clave y diferencial de esta nueva etapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario