sábado, 12 de diciembre de 2015

Elecciones

Iba ayer tranquilamente con la calle y, de pronto, me topé con una foto tamaño natural de Rajoy insertada en un muppy. No recuerdo que hubiera indicación escrita alguna. Allí estaba Mariano, cual padre bondadoso, mostrando su cara más amable y su sonrisa más tierna. A pie de calle. Mirándote cara a cara a los ojos. Como queriéndote recordar que él es uno más. En este caso, un paseante más de la tarde del sábado.

Me sorprendió este nuevo giro de los estrategas de la campaña electoral. Y, hablando en términos técnicos, debo decir que me pareció una excelente idea. Acercar el candidato al público. Mostrarlo a pie de calle. En igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos. Genial.

Así es que hoy, por curiosidad, he vuelto donde estaba el pacífico Rajoy y para mi sorpresa, nuestro hombre había desaparecido y en su lugar habían insertado un anuncio de aceitunas.

Dándole vueltas de nuevo al tema, he llegado a la conclusión de que esta súbita desaparición debe formar parte de las tácticas de los creativos de la campaña electoral. Ya no se lleva explicar los programas. Ni los discursos bien hilvanados. Ni las soflamas grandilocuentes. Ahora lo que mola es sorprender a los votantes. Y que la sorpresa no sea muy duradera para que tenga un efecto reforzado. Enseñar un día al candidato a pie de calle y hacerlo desaparecer al día siguiente me parece una excelente idea.

Por contra, también tengo que decir que el PSOE me ha decepcionado un poco. Pasando por el puente de La Almozara, he podido contemplar a Pedro Sánchez colgado en las alturas. Alejado de la realidad. Distante. Los carteles de siempre, con los iconos de siempre y a la altura de costumbre. No he visto creatividad.

Sí que la he observado en la propaganda de Podemos. No sé si intencionalmente o no, pero también he vislumbrado dos carteles pegados al lado de otra propaganda en la que se puede leer "Delicia". Lo malo es que, a su lado también hay otros anuncios con una obra de teatro que se titula "Cuento de navidad".

Que cada cual saque sus propias conclusiones...


No hay comentarios:

Publicar un comentario