miércoles, 16 de diciembre de 2015

El significado de las palabras

En la sociedad tecnificada e interconectada de hoy hay que tener mucho ojo con las palabras. Los anuncios y las ofertas de tiendas y grandes almacenes encierran un mensaje que hay que interpretar entre líneas. La publicidad viene a ser como un lobo disfrazado de oveja. Pretenden vendernos cualquier cosa rebozándola de algo que sea noble y valioso. Lo último que he podido leer y me ha dejado muy sorprendido es que Grancasa regala.... ¡Tiempo! de ocio si vas a comprar a sus instalaciones. Pero... ¿nos estamos volviendo locos?

Claro que si nos ponemos a leer entre líneas, "oferta" hay que interpretarlo como "tengo que sacar este producto cuanto antes". La traducción de  "Llévese dos por uno" sería "yo gano más si vendo más cantidad aunque baje un poco el precio de la segunda unidad", "Light" querría en realidad decir "me ahorro dinero añadiendo menos componentes y encima lo vendo como su fuera mejor" etc.

Con los coches y los perfumes es ya espectacular. Las fragancias se venden ocultas bajo llamativos mensajes que aluden a "tener más personalidad" o "tener éxito entre los hombres o entre las mujeres".

Así podríamos ir enumerando, uno tras otro los múltiples artículos que, hoy en día se ofertan y se publicitan.

Hay que permanecer vigilantes y no olvidar que lo más valioso, lo que realmente importa, es aquello que no se adquiere con dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario