sábado, 7 de noviembre de 2015

Duolingo como arma de destrucción masiva



Es una app -una aplicación informática- muy celebrada y muy utilizada para repasar el inglés. Contiene distintos tipos de ejercicios y se basa -sobretodo- en la repetición. Es una forma de mantener fresco el aprendizaje y de ir avanzando poco a poco. Se llama Duolingo. Yo soy uno más de los muchos fans del programita. Y, lo que es mejor, lo empleo también como arma de disuación en determinadas situaciones. Os cuento.

En mi penúltima visita a una entidad de crédito (Ibercaja para más detalles) me vi en la -ya habitual situación- de tener que esperar que el operario terminara de hablar por teléfono para atenderme. (Ya se sabe que en estas organizaciones primero es el teléfono y luego la persona física). Pero como quiera que la conversación se estaba alargando demasiado y, para más inri, pasando ya a derroteros de anécdotas personales y chascarrillos que no venían al caso, se me iluminó la bombilla y, en lugar de estar esperando pacientemente a que terminara la conversación, saqué mi teléfono móvil y me puse a hacer varios Duolingos. Eso sí, con el volumen a tope y repitiendo en inglés las frases que me proponía el programa ¡No veáis la cara de panoli que se le puso al empleado!

Como dice el refrán que me acabo de inventar: "Si ves que te tratan como un pingo, arréales un Duolingo"

Si lo ponéis en práctica, ya me contaréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario