martes, 17 de noviembre de 2015

Aprender idiomas nunca había sido tan fácil

Sólo hace falta constancia y tesón. Fuerza de voluntad y verdadera motivación; es decir querer, amar, disfrutar con el nuevo idioma objeto de aprendizaje.

Y, desde luego ahora, medios no faltan. Casi diría que sobran. Una vez que te pones aprendes casi sin darte cuenta.

En otras entradas he cantado ya las excelencias de Duolingo. Con el inglés es fantástico. Y además puedes también hacer tus pinitos con otros idiomas. Es gratuito. No cobran nada y encima puedes cargar tantos idiomas como desees.

Yo estoy haciendo mis pinitos también con el italiano y con el portugués. La sonoridad de cada idioma me fascina. Introducirse en ese mundo equivale a descubrir un nuevo universo.

- See you soon, my friends
- A presto amici
- Até breve, amigos

No hay comentarios:

Publicar un comentario