martes, 6 de enero de 2015

6 de enero en Francia

En Francia, el día de Reyes no es un día festivo, no se celebra en la calle, no llegan los reyes cargados de regalos como en España. Los niños reciben sus regalos la mañana de Navidad, los encuentran al pie del pino donde los ha puesto « Papa Noel » bajando por la chimenea durante la noche del 24 al 25 de diciembre.

La galette des rois se parece mucho a las tortas de Anís de Uncastillo
Sin embargo, al igual que los Reyes Magos llevaron dulces y ofrendas al niño Jesús, el día 6 de enero se celebra la Epifanía en el seno privado de las familias francesas. En todas las pastelerías del país, en los supermercados, en las tiendas, hay una oferta impresionante de tartas de reyes, que se venden siempre acompañadas de su corona real en papel dorado, y se llaman « Galettes des Rois ».

Cada tarta lleva como mínimo una alubia. La tradición hace que en los mejores establecimientos pasteleros del país, dicha alubia sea de cerámica, porcelana o barro lacado, fabricada a mano y son tan bonitas que se coleccionan, o se guardan como recuerdo. Verdaderas pequeñas obras de arte, con un encanto particular y que siempre representan un personaje o un animalito de la Natividad.

Pero según las regiones, la preparación de la tarta de reyes es completamente diferente. En el Norte del pais se hace una tarta redonda : hojaldre relleno con una preparación típica del lugar (manzana en compota o mermelada) El el Este, se pone una capa gruesa de masa para « petit chou » (se dice « petisu» en español) bien azucarada y aromatizada con agua de azahar sobre una base de hojaldre. 

(Extraído del blog A fuego lento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario