domingo, 1 de enero de 2012

Yo estuve allí

Yo he acudido a la cita a su hora, pero la exposición estaba cerrada. La inveterada costumbre hispánica de no avisar a tiempo se ha materializado de nuevo. En principio, el folleto de la exposición rezaba así: abierto domingos y festivos de 10 a 14 horas. En ningún lugar se explicaba que el día de año nuevo, constituía una excepción, a pesar de ser festivo. La visita se aplaza, por tanto, para otro día.

Pero el día lucía espléndido, así que miel sobre hojuelas, he pensado, y me he dedicado a pasear por las vacías calles de la ciudad, recorridas solamente por gente, como yo, ya entradita en años y sin la rémora de la falta de sueño unida a los excesos alcohólicos de la pasada nochevieja.

Año nuevo y vida nueva. El comienzo de año trae muchas novedades para la asociación El Periplo. El día 30 de diciembre se celebró la asamblea general de la asociación de la que salió elegida la nueva junta directiva. Se va a diseñar un nuevo logo, se acordó establecer una cuota de 12 € anuales para los socios y se plantearon las propuestas de actividades a realizar en 2012. En su momento se dará cuenta puntual de la programación prevista.

Los nuevos programas que se plantearon se van a ir incorporando progresivamente a este blog. La idea es utilizar esta plataforma para aglutinar las distintas actuaciones.

Así es que ¡continuamos avanzando! Hoy es el día más propicio para reafirmar nuestra visión, concretada en el lema estrella de la asociación:

SACO LO MEJOR DE MÍ Y LO COMPARTO CON LOS DEMÁS. 

¡Ah!, para el próximo domingo día 8 de enero, la actividad que se ha previsto es la visita a la exposición "El mundo de los Madrazo" en la que se pueden contemplar obras de tres generaciones de pintores. La cita, a las 11 de la mañana, en la sala de exposiciones del Palacio de Sástago.

1 comentario:

  1. Parodiando a Bunbury, te pareces al aragonés del periplo el que cree que todos los rincones y momentos tienen su encanto y de verdad que así es. Si vuelves con el espíritu relajado, todo merece la pena. Saludos de Javier

    ResponderEliminar