viernes, 17 de marzo de 2017

El gran cuadro

La lectura del libro de Sean Carroll "El gran cuadro" me está proporcionando momentos de verdadero placer. Sólo por el hecho de ver plasmados en una excelente prosa ideas y pensamientos que alguna vez se me han pasado por la cabeza acerca del universo, el reto ya merece la pena. Pero además, dada la condición de físico y cosmólogo, del autor, sus planteamientos no pueden ser más acertados.

Dice Carroll: "Nada sitúa en su contexto a la existencia humana como la contemplación del cosmos. Lo que puede que uno no adivine, sentado cómodamente en su cuarto de estar con una copa de vino y un buen libro, es que lo que está sucediendo en su vecindario inmediato se ve radicalmente afectado por la evolución del universo entero. Muchos de los rasgos más importantes de nuestras vidas aquí en la tierra -nuestra noción del paso del tiempo, la existencia de causas y efectos, nuestros recuerdos del pasado y la libertad de tomar decisiones de cara  al futuro- son, en última instancia, consecuencias de las condiciones existentes cerca del Big Bang. Para aprehender el gran cuadro, necesitamos colocarnos en un contexto cosmológico."

Y añade: "Es difícil no sentirse conmovido al contemplar el firmamento nocturno. En la auténtica oscuridad, lejos de las luces invasoras de la civilización humana, el trasfondo negro como la tinta cobre vida con millares de estrellas, un puñado de planetas y la franja majestuosa de la galaxia de la Vía Láctea extendiéndose de un horizonte a otro. También resulta difícil captar la verdadera extensión del universo basándonos en los que vemos al mirar al cielo. No existe sentido de escala, ni ningún hito conocido que permita juzgar tamaño y distancia. Las estrellas se parecen mucho a los planetas, aunque hoy sepamos que son bastante diferentes, no se parecen en nada al sol, aunque ahora sabemos que son muy similares".

Poco más tengo yo que añadir por hoy. Sólo que, por curiosidad le echéis un vistazo a este vídeo.

1 comentario:

  1. Sí que tomamos parte de la evolución del universo, su perfección la llevamos encima todos los seres vivos. Por las noches cuando contemplas las estrellas y te quedas maravillado reafirmas esa perfección e intuyes que más allá tiene que haber otros habitantes que se harán las mismas preguntas.En el universo todo es infinito y por consiguiente cargado de muchos descubrimientos. ¿Si seremos capaces de comprobarlo ?, yo pienso que sí. Buen artículo José Luis. Un abrazo.

    ResponderEliminar