domingo, 11 de noviembre de 2012

Emoción versus razón

Cada vez me convenzo más que para conseguir el pleno rendimiento y desarrollo de nuestras capacidades mentales es premisa indispensable solucionar primero -si los hay- los conflictos emocionales.

Es evidente que, a la hora de razonar, de pensar con sensatez o de memorizar y recuperar la información almacenada, la interferencia de las preocupaciones, los conflictos y el estrés supone un recorte importantísimo a la máxima expresión de nuestras potencialidades.

Por ello no está de más realizar, de vez en cuando, un repaso de los distintos ámbitos de nuestra vida e ir "poniendo nota" según el estado de cada situación.

Así, por ejemplo, podemos valorar cúal es el grado de satisfacción con nuestro trabajo, con nuestra pareja, con nuestras amistades, con nuestros vecinos, con nuestras aficiones, con nuestra salud...

Y más deseable todavía es tomar la iniciativa cuando observamos que alguno de estos ámbitos no llegan a satisfacernos mínimamente. A mí, desde luego, siempre me ha dado muy buen resultado la  máxima de "Ante un problema, no te quedes parado. Haz algo. Toma la iniciativa, aunque sea en algún aspecto puntual o, siquiera simbólico".

Otro aspecto a considerar es que los conflictos emocionales se transfieren de un ámbito a otro. Si no te va bien con tu pareja, por ejemplo, ese desencanto, lo trasladarás a otros ámbitos de tu vida. Lo mismo con tu familia, tu trabajo, tus amistades....

Si algo nos caracteriza a los seres humanos es nuestra gran sociabilidad. Somos dependientes de los demás. Nos necesitamos unos a otros para ser felices. Y de la calidad de esas relaciones depende también nuestra propia autosatisfacción, nuestro propio autoconcepto...

La conclusión de todo ello es que tenemos la obligación de mimar nuestras relaciones interpersonales, procurar que sean sinceras y equilibradas y que nos ayuden a desarrollar el gran potencial del que disponemos todas las personas.

1 comentario:

  1. Hace unos treinta años hice un listado de los deseos, de los entretenimientos,de los estudios, de la vida, de la satisfacción, en fin, de los muchos periplos en diversas facetas.Fuí puntuando y cada cierto tiempo veo como algo se ha quedado atrás,como los estudios, temas de futuro y se mantienen los hobbyes, la interpretación de la vida , la aptación de los momentos, me puntúo y de verdad, veo, que la evaluación no varía mucho
    dentro de los tiempos de consulta, veo cierta satisfacción. Me encantan tus últimos estudios sobre la organización de los momentos..Un abrazo de Javier.

    ResponderEliminar