viernes, 13 de octubre de 2017

Intrahistoria personal

En la entrada del pasado viernes hablaba de lo que -hipotéticamente- pudieron ser las palabras pronunciadas por Dña Talesa desde las almenas del castillo de Uncastillo. Lo que aquella mujer pudo decir y más lo que pudo en su momento rubricar es lo que luego ha quedado registrado, lo que se tiene en cuenta a la hora de valorar la dimensión histórica del personaje. Digamos que es Lo Visible. Lo que no quedó velado para los demás.
Sin embargo nada ha podido registrarse de los pensamientos más íntimos, de las elucubraciones, los miedos, los deseos y los razonamientos más profundos del personaje que comento.

No sólo de ella, sino también de todos y cada uno de nosotros. Cada cual lleva consigo su intrahistoria personal. Sólo el interesado -o la interesada- la conoce. Le pertenece en su totalidad y forma parte del global de la persona.

En esa charla que continuamente estamos manteniendo con nosotros mismos aparecen con frecuencia nuestros deseos más ocultos, nuestras ilusiones, nuestros temores, nuestra conformidad o disconformidad con cómo suceden las cosas...

También pertenece a la intrahistoria de cada uno el mundo de los sueños, la gestión de su sexualidad, los deseos y anhelos llevados a buen término y los reprimidos, los amores que fueron y los que pudieron ser, las amistades y los desencuentros, el repaso de lo que ha sido la propia vida y de lo que hubiéramos querido que fuera. Los recuerdos más impactantes y las ensoñaciones más deseadas... 

La intrahistoria personal -si pudiera escribirse- no tomaría forma de libro sino de una sinfonía más o menos afinada dependiendo de cómo el sujeto haya procesado su devenir vital. 

1 comentario:

  1. La intimidad personal, la historia de cada uno en silencio, cuando piensas y meditas, cuando miras atrás y quieres reconstruir de nuevo antiguas decisiones, cuando te analizas y te recriminas lo que estás haciendo mal, dudas y tristezas pero también contento de cómo te trata la vida en cierta manera,... La intrahistoria personal, como dices tú, de cada uno será más o menos completa según la adaptación a la existencia.Tema complejo, José Luis, pero muy sabroso,....En esa tesitura de análisis me encuentro ahora, Buen artículo, Saludos de Javier.

    ResponderEliminar