miércoles, 24 de diciembre de 2014

24 de diciembre: Nochebuena

Noche celebrada y sentida desde que, como dice el catecismo, tuvimos uso de razón. Es inevitable el cotejo, la comparación de lo que representa hoy la Nochebuena y lo que significaba antaño. Las primeras impresiones, las percepciones más prístinas, siempre se recuerdan con innegable cariño. Los quesitos de la abuela, el vino cocido, el turrón casero, el belén...

Todo aquel universo se ponía en funcionamiento para estas fechas. La misa de gallo, la pandereta, la zambomba, los villancicos...

Parece increíble pero la TV no imponía sus leyes, los niños jugábamos por las calles, nada se sabía de Internet o de los teléfonos móviles. Los grandes almacenes, sencillamente no existían.

No nos hizo falta ningún disco duro porque en nuestro sentimiento, en nuestro corazón, aquellos felices momentos quedaron grabados de forma indeleble, para siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario