viernes, 31 de octubre de 2014

31 de octubre: Halloween

Una fiesta importada de los países anglosajones. Que hasta fechas recientes pasaba desapercibida. Pero la globalización tiene sus cosas y ahora, cada vez más se apuntan a lo de los disfraces. A mí me hace mucha gracia observar cómo se imbrica esta celebración y cómo evoluciona el comportamiento de los niños (y de sus padres) para estas fechas de un año para otro.

Porque, haciendo gala de nuestro carácter español, en más de una ocasión se aprovecha este evento para cometer algún que otro desmán por parte de los infantes más creciditos.

Las cadenas comerciales alimentan cada Halloween para sus fines de venta y benévolos padres acompañan a sus tiernas criaturas y se enternecen cuando dicen aquello de "truco o trato". Cuando la noche ronda las 10 o las 11, todos desaparecen y... ¡hasta el año que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario