viernes, 7 de octubre de 2016

Cada vez sabemos más de dónde venimos y adónde vamos (I)


Sí, amigos. La famosa frase "¿Quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos?" Esa frase que parecía encerrar un misterio irresoluble al que difícilmente podría darse una respuesta, poco a poco va camino de convertirse en algo así como un crucigrama prácticamente resuelto.

Las noticias que nos llegan de las conclusiones de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea, han contribuido, si cabe, un poco más a aclarar la cuestión. Un aficionadillo como yo, lo describiría de la siguiente manera:

1.- ¿De dónde venimos?

Por lo que se va averiguando, todo comenzó con el big bang hace unos 13.800 millones de años (millón arriba, millón abajo). La manera cómo un punto de tamaño infinitesimal dio origen al gas más abundante en el universo (el hidrógeno) y cómo se generó el polvo espacial está ya perfectamente explicada, aunque sólo los expertos son capaces de detallarlo con precisión. A partir de allí, la fuerza de la gravedad se encargó de agrupar las enormes nubes de polvo y gas hasta que la presión en el centro de esas nubes sirvió para encender el horno nuclear de las estrellas.

En el caso de nuestro sistema solar, probablemente, también intervinieron materiales resultantes de la explosión de otras estrellas formadas con anterioridad. En todo caso, además de agruparse material en el centro -origen de nuestro sol- también se formó un disco protoplanetario en el que poco a poco, el polvo se fue agrupando por la fuerza de la gravedad y esas pequeñas agrupaciones también se unieron entre ellas por el mismo motivo dando lugar con el paso de muchos millones de años a los protoplanetas.

Posteriormente se produjo una especie de "billar cósmico" por el que los protoplanetas fueron bombardeados por cometas y asteroides e incluso, algunos de ellos -como Júpiter- modificaron en ocasiones su órbita hasta quedar anclado en la órbita actual. Se especula de algún otro planeta que fue expulsado del sistema solar y también se sabe que un cuerpo del tamaño de Marte impactó contra la tierra dando lugar a la Luna.

A grandes rasgos este es el panorama que yo he podido captar de cómo se formó la tierra. Evidentemente el análisis "fino" de todo el proceso es mucho más complejo, pero lo importante es que ya se tiene un conocimiento bastante detallado de cómo se formó nuestro planeta. Una vez que ya tenemos la "vivienda", veremos también cómo se hizo habitable. Pero eso, amigos lo comentaremos en la próxima entrada. Daremos así cumplida respuesta a la intrigante pregunta que parecía no tener contestación.

1 comentario:

  1. Vuelve usted al espacio, a los principios,a la aficcion que le fascina, estaremos prestos a sus escritos, Un abrazo de Jvier

    ResponderEliminar